Despliega el menú
Economía

VIVIENDA

La DGA considera "coyuntural" la actual situación del mercado inmobiliario

El Gobierno aragonés se compromete a impulsar mucho más la vivienda protegida, de forma que llegue a representar el 30% o el 40% del total.

El Gobierno aragonés no considera ni crítica ni alarmante la situación por la que pasa actualmente el sector inmobiliario. El consejero aragonés de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Alfonso Vicente, calificó esta situación de "coyuntural" y dijo ayer que cuando el exceso de oferta de vivienda que hay ahora en el mercado se estabilice, se volverá a la normalidad. Vicente inauguró ayer la 5ª edición del Certamen Inmobiliario en Zaragoza, un evento que se celebrará hasta mañana en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza y que ofrece una amplia muestra de viviendas de nueva construcción.

El consejero se mostró optimista y dijo que las ventas de pisos han descendido porque hay un exceso de oferta en el mercado: "Llevamos unos años con un ritmo muy alto de construcción y eso el mercado lo tiene que absorber", dijo Alfonso Vicente, quien confió en que en los próximos meses o a lo largo del año "se vuelva a la normalidad".

Por lo que respecta al mercado inmobiliario aragonés, el consejero recordó que durante los tres primeros trimestres del año pasado se habían construido en la Comunidad 15.000 viviendas, "de las que el 20% fueron protegidas". Y ésta será la receta que apliquen desde el Gobierno aragonés para minimizar el impacto en el sector inmobiliario: incrementar la construcción de vivienda protegida.

Alfonso Vicente avanzó que el objetivo del Ejecutivo regional es lograr que en los próximos años, la vivienda protegida represente el 30% o el 40% de toda la que se construya. Recordó que la última reestructuración del decreto de Urbanismo iba en esta línea al aumentar la reserva de suelo para este tipo de pisos. Hasta ahora, la norma fijaba que el mínimo que debía reservarse era del 15% ; con el actual decreto, este porcentaje llega al 30% y al 40% para ciudades como Zaragoza.

A la caza del comprador

En cuanto al salón inmobiliario como tal, los organizadores se mostraron satisfechos por la acogida que ha tenido entre los promotores, aceptación que esperan ver refrendada por el número de visitantes que reciba el salón.

Juan Carlos Escudero, director de Servicios de Publicidad MacArt (que junto a Obra Nueva e ING Publicidad organizan el evento con el patrocinio de la CAI) aseguró en la inauguración que la previsión que manejan es que el certamen sea visitado por 16.000 personas.

En la quinta edición del certamen inmobiliario participan alrededor de 90 promotores que exhiben cerca de 400 promociones de viviendas (lo que viene a representar alrededor de 9.000 pisos de nueva construcción).

Las dificultades por las que está pasando el mercado inmobiliario (total parálisis en la venta de pisos de segunda mano y considerable caída en los nuevos) queda patente en esta quinta edición del Salón Inmobiliario. Muchos promotores se han lanzado a agresivas campañas promocionales para ofertar sus viviendas y no dejar escapar al potencial comprador, propuestas que van desde el regalo del garaje y el trastero a descuentos considerables en el precio del inmueble (la publicidad de los stands prometen rebajas de 6.000 euros y un viaje; 12.000 y hasta 14.000 euros), facilidades de financiación, etcétera.

Juan Carlos Escudero resumió ayer muy bien la situación: "Antes, los pisos se despachaban (como el pan); ahora hay que salir a venderlos".

Etiquetas