Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LABORAL

La crisis mina las expectativas de los autónomos

La crisis mina las expectativas de los trabajadores autónomos. Un total de 282.940 echaron el cierre a sus negocios en el primer semestre de este año. La cifra supone un 35,3% más respecto a los 209.145 que se dieron de baja en el régimen correspondiente de la Seguridad Social en el mismo periodo del ejercicio 2007, y la principal causa de este significativo aumento reside en el cese de actividad, la jubilación, la incapacidad o el traspaso a otro régimen de cotización.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomo(ATA) ha constatado que en todas las comunidades autónomas el número de bajas de trabajadores autónomos fue mayor en los meses de enero a junio que en el mismo plazo del tiempo del pasado año. Destaca el registro negativo de Aragón, donde el final de los trabajos para la puesta en marcha de la Expo llevó a que cesaran en su actividad 10.859 autónomos en el primer semestre, un 72,9% más que en idéntico periodo de 2007.

La estadística reproduce, casi al pie de la letra, la evolución del paro registrado o de la actividad sectorial por comunidades. Y así ocurre que en Castilla- La Mancha se han registrado en los seis primeros meses del año un 63,2% más de bajas de autónomos en comparación anual; el incremento fue del 58,7% en Castilla y León, y del 54,2% en la Rioja, comunidades seriamente afectadas por la crisis.

Las bajas de trabajadores autónomos crecieron en el primer semestre, siempre en comparación anual, el 45,8% en Galicia, el 40,5% en Navarra y el 36,9% en Murcia. Ya en el entorno o por debajo del promedio nacional, su aumento fue del 35,5% en la Comunidad Valenciana, del 35,3% en Andalucía, del 34,4% en Extremadura, del 31,8% en Madrid, del 30,8% en el País Vasco y del 29,4% en Baleares. La relación se completa con crecimientos del 24% en Asturias, el 23,6% en Cataluña, el 16,7% en canarias y de apenas el 7% en Ceuta y Melilla.

Las dificultades que la situación económica representa para la actividad de los emprendedores se reflejan, por otra parte, en la reducción del número de altas. La cifra total cayó en el primer semestre del año un 2,3% respecto al mismo periodo de 2007. Pero todavía ha habido en el periodo enero-junio comunidades autónomas donde las altas superaron a las bajas en los registros: Andalucía, Baleares, Castilla.-La Mancha, Extremadura, Ceuta y Melilla. Según Lorenzo Amor, presidente de ATA, "el trabajo autónomo sigue siendo una alternativa real a la hora de incoporarse al mercado laboral, o cuando alguna persona en situación de desempleo trata de recolocarse".

Etiquetas