Economía
Suscríbete

MEDIDAS DE AHORRO

La crisis encogerá el gasto en ministerios hasta niveles de 2006

Los ministerios tendrán que apretarse el cinturón varios agujeros en 2011. La crisis económica encogerá el año próximo el presupuesto de gasto de los departamentos del Gobierno hasta niveles similares a los de hace un lustro, según explicó ayer la vicepresidenta económica. Elena Salgado avanzó que las cuentas que presentará al Parlamento en septiembre contemplarán un recorte del 15% o el 16% en los recursos que tendrán a su disposición los ministerios.

La vicepresidenta hizo estas precisiones después de asistir en La Moncloa a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, que debatió los retos que deberá afrontar el Ejecutivo en otoño: presentación de la Ley de Presupuestos para 2011, la aplicación de la reforma laboral, la huelga general del 29 de septiembre y la anunciada reforma fiscal y de pensiones. En esa ocasión, por tratarse del encuentro previo al inicio del curso político, Zapatero presidió la mesa.

Austeridad, reformas estructurales que aumenten la productividad y la competitividad y cohesión social. Esos son, explicó Salgado al término de la reunión, los ejes de su política económica para el año próximo. Sobre el primero de esos conceptos, la vicepresidenta indicó que el Ejecutivo está en pleno proceso de elaboración de un presupuesto que será un 7,7% inferior al de 2010.

La diferencia entre ese recorte en el conjunto de los recursos del Estado y las economías que deberán de hacer los distintos ministerios hay que buscarla en el aumento de las contribuciones de España a la Unión Europea, el pago de las clases pasivas y el pago de los intereses de la deuda soberana, que el Gobierno calcula que alcanzará a finales de año el nivel del 64% del PIB.

Por otra parte, Salgado calificó de "prioridad" la reforma de las pensiones. El Ejecutivo, en este momento, está a la espera del informe de la comisión del Pacto de Toledo. "Espero que antes de final de año podamos tener un proyecto de ley para remitir al Congreso de los Diputados", deseó. Sin embargo, después aclaró que si el dictamen no llegase, el Ejecutivo alargará su espera.

Salgado recordó que el documento del Gobierno sobre pensiones ya decía que sería bueno considerar una prolongación del período de cómputo de las pensiones, como sugirió hace unos días el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Su deseo es que la futura ley tenga el "máximo consenso".

Etiquetas