Despliega el menú
Economía
Suscríbete

POR LA MALA CLIMATOLOGÍA

La cosecha de cereal de invierno en Aragón será de 1,82 millones de toneladas, un 12,7 por ciento menos

La campaña ha estado marcada por el retraso del estado vegetativo de las plantas. "Primero hubo una sequía inicial importante y después ha faltado calor, por eso el cereal está muy retrasado", explican desde el sector. La peor zona ha sido el valle del Ebro, frente a los buenos datos de Huesca.

La cosecha de cereal de invierno en Aragón alcanzará 1.827.691 toneladas, una cifra media que supone un descenso del 12,7 por ciento con respecto al anterior ejercicio. Por provincias, Huesca recolectará 830.904 toneladas, 641.248 se recogerán en Zaragoza y las 347.014 restantes en la provincia turolense.

La campaña ha estado marcada por el retraso del estado vegetativo de las plantas. "Primero hubo una sequía inicial importante y después ha faltado calor, por eso el cereal está muy retrasado", explicó el representante sectorial de Herbáceos de la Federación Aragonesa de Cooperativas Agrarias (FACA), Pedro Naudín. Tras las primeras estimaciones, la cosecha de 2008 de trigo blando y duro, cebada, centeno y avena, tiende a "regular" si se tiene en cuenta que, en general, se siguen incrementando fuertemente las siembras de cereal de invierno.

"En términos globales, es una cosecha regular pero con enormes diferencias. En todo Aragón se constataría una cosecha que iría de regular a mala, y habría unas cuantas comarcas con un desastre de cosecha, como Ribera Baja del Ebro, parte de Zaragoza, Caspe o las bajas Cinco Villas. Por el contrario, la zona alta de esta misma comarca zaragozana, las pirenaicas y el norte de Hoya de Huesca tienen muy buena cosecha", comentó Naudín.

Provincias

En la provincia de Zaragoza, la superficie destinada a cereal de invierno se ha incrementado un 8,57 por ciento con respecto a 2007. El mayor aumento se ha producido en la avena, con más de un 70 por ciento, mientras que la tierra dedicada al centeno es la única que ha disminuido, con un 20 por ciento menos que la última campaña. En total, son 338.161 hectáreas, la mayor parte de ellas (169.991) para el trigo duro, seguido de la cebada, con 120.301 hectáreas.

Se espera recoger 338.324 toneladas de cebada, 160.890 de trigo blando y 169.991 de trigo duro. En conjunto, la producción total de cereal de invierno disminuirá un 11 por ciento con respecto a 2007.

Por lo que respecta a la provincia de Huesca, la superficie destinada a cereal de invierno ha aumentado un 10 por ciento con respecto a la última campaña, con crecimientos cercanos al 30 por ciento en variedades como el trigo blando y el trigo duro. El terreno dedicado a cebada ha crecido un 12,83 por ciento.

En total, el territorio altoaragonés ha registrado 262.411 hectáreas sembradas en esta campaña, con más de 225.000 en cebada. De esta forma, este cultivo representará más del 75 por ciento del volumen total de la cosecha, con 681.124 toneladas de las 830.904 de cereal de invierno que se esperan en la provincia, la cifra más alta de las tres provincias. Además, las previsiones de las cooperativas indican que el trigo blando llegará hasta 142.619 toneladas.

En la provincia de Teruel, la superficie de cereal de invierno en esta campaña se ha incrementado un 3,43 por ciento con respecto a 2007. El mayor aumento se ha producido en la avena, con más de un 7 pro ciento, mientras que han caído las superficies de trigo duro, casi a la mitad, y de centeno. En total, son 181.391 hectáreas de cereal de invierno en la provincia de Teruel, la mayor parte de ellas (124.541) para la cebada. La provincia de Teruel espera recoger 124.541 toneladas de cebada, 58.737 de trigo blando y 24.826 de avena.

Según informaron desde FACA, las estimaciones a nivel nacional indican que la producción española de cereales superará los veinte millones de toneladas. En el plano internacional, la abundante oferta actual, unida a las buenas perspectivas de producción mundial, especialmente en los países de la zona del Mar Negro e India, están motivando unos niveles de precios más bajos que los registrados en el último año, aunque no se esperan descensos significativos a lo largo de la campaña.

Más de 450 cooperativas cerealísticas están agrupadas en la Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE) que tuvieron una facturación cercana a los 800 millones de euros el pasado ejercicio y que comercializan más del 50 por ciento de la producción de estos cultivos en España.

Etiquetas