Despliega el menú
Economía

DESTRUCCIÓN DE EMPLEO

La CEOE culpa del paro a los salarios y el alto coste de los despidos

La CEOE achaca a los salarios y al elevado coste de los despidos que la destrucción de empleo en España sea mucho mayor que en el resto de los países de la Unión Europea.

Así lo señaló el presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, José Luis Feito, durante la jornada 'Los desafíos del mercado laboral en España' organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Fundación Rafael del Pino.

Según Feito, si durante una recesión económica no se moderan los salarios y no se sitúan en línea con la productividad de las empresas habrá una masiva destrucción de empleo y será imposible avanzar en un nuevo modelo productivo.

El directivo de la CEOE subrayó que es difícil encontrar en el mundo un mercado laboral tan "plagado de distorsiones" y donde se oigan tantas "falacias" como en el español.

"Las causas vienen de lejos", dijo Feito, quien añadió que entre otros factores, se deben a una estructura de negociación colectiva con cláusulas de indización de salarios que no tienen en cuenta ni la inflación ni la situación económica "sea cual sea".

Por tanto, señaló, si no se corrige dicha distorsión "estaremos condenados" a una destrucción de empleo que permanecerá durante décadas como ocurrió en los años setenta y en los noventa.

Se trata de "simples leyes de la aritmética", dijo Feito, y ante quienes consideran que es necesario subir los salarios para aumentar la capacidad de consumo de las familias se preguntó que, si así fuera, "¿cómo es posible que en 2009 cuando los salarios subieron el 4%, el consumo cayera el 5%?.

Dijo que el mercado laboral español no se ha modificado "en lo esencial" y que está "alejado del mundo en que vivimos", y entre sus "distorsiones", además de la estructura de la negociación colectiva, citó la rigidez de la jornada laboral y los elevados costes del despido para el 70% de la fuerza de trabajo.

En este sentido, insistió en que los costes laborales en España son "mucho mayores" que en el resto de los países europeos, y afirmó que si los costes de los despidos son más altos "quiere decir" que también lo son los costes de contratación y, por tanto, las empresas no van a contratar.

Feito se refirió a las "falacias" extendidas sobre el mercado laboral, como que cuando la economía crecía España creaba más empleo que el resto de los países o que el modelo productivo, muy basado en la construcción, era "equivocado".

Al respecto dijo que la calidad de las instituciones de un país deben calibrarse en periodos de recesión y no de expansión económica.

En cuanto a la necesidad de un cambio de modelo productivo, dijo que eso es "falso" y significa "tomar el pelo a la gente", porque parece "que suena agradable" que se deba "tocar todo" excepto el mercado de trabajo.

Abogó por el contrato único que propone la CEOE porque supondría unificar las modalidades de contratación con un modelo "alejado" de los elevados costes de los contratos fijos y de los bajos costes de los temporales y que, además, sería solo para los desempleados y no supondría un abaratamiento de los despidos de los contratos en vigor.

Sobre el futuro de la negociación colectiva que actualmente negocian la CEOE y los sindicatos, Feito insistió en que para 2010 y 2011 el empleo dependerá de la situación económica y de cómo se comporten los costes salariales reales que, si aumentan, el empleo crecerá menos, "eso es un hecho", concluyó.

Etiquetas