Despliega el menú
Economía
Suscríbete

los mercados perciben el riesgo de España

Otro gran batacazo bursátil

El miedo de que la inestabilidad provocada por Irlanda se contagie a Portugal y España lastraron las Bolsas europeas y en especial el Ibex-35, que bajó el 3,05%, su mayor descenso desde agosto.

Una pantalla muestra la caída de la bolsa durante el día de hoy
La Bolsa española acusa el miedo del mercado
EFE

El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una fuerte caída del 3,05%, la mayor desde el pasado mes de agosto, que ha situado el Ibex 35 en el nivel de los 9.691,8 puntos, la cota más baja desde el pasado 6 de julio (9.615). El selectivo ha sumado su tercera jornada consecutiva de caídas y acumula un descenso del 6,15%, con lo que el Ibex ha pasado de superar los 10.300 puntos el pasado jueves a situarse en la cota de los 9.600 enteros. Sólo en las dos últimas sesiones el Ibex ha cedido más de un 5%.

Los mayores recortes de la jornada fueron para Banco Santander (-4,73%), BBVA (-3,90%), Repsol YPF (-3,85%), FCC (-3,36%), Telecinco (-3,29%), Telefónica (-3,21%) e Iberdrola (-2,99%).  El resto de bancos también descendieron y Bankinter cayó un 2,45%, seguido de Banco Popular (-1,98%), Banesto (-1,38%) y Banco Sabadell (-0,81%). En el lado de los ascensos sólo se situó Gamesa (+0,04%).

El miedo al contagio de Irlanda ha pasado factura a los mercados un día más, a lo que ha contribuido el fuerte repunte de la prima de riesgo de los bonos españoles frente a los alemanes, que ha alcanzado los 235 puntos básicos, máximo histórico.

Asimismo, los costes de los seguros de crédito frente a impago de la deuda española a cinco años (CDS) también registraban máximos históricos y se situaban en 297.700 euros anuales por cada diez millones de emisión, frente a los 281.800 euros del anterior cierre.

La incertidumbre se ha puesto de manifiesto en la emisión del Tesoro Público español, que ha colocado 3.256 millones de euros en letras a tres y seis meses, pero a un tipo de interés que casi ha duplicado el de la subasta anterior.

En Europa, los principales indicadores también han cerrado con fuertes caídas, aunque Madrid fue de nuevo la plaza más castigada, seguida de Dublín, con casi un 3% de recorte. A continuación se situaron París, que retrocedió un 2,47%, seguida de Londres (-1,75%), Francfort (-1,72%) y Portugal (-1,61%).

Las tensiones también han afectado al mercado de las divisas, tras los ataques a Corea. El euro ha cerrado fijado su intercambio con el dólar al cierre de la sesión en 1,33 unidades, el nivel más bajo desde septiembre.

Los analistas insisten en destacar que España necesita dar una imagen de credibilidad para recuperar la confianza y mostrar las diferencias con respecto a Irlanda e, incluso, Portugal. Asimismo, insisten en que los inversores se muestran preocupados por la especulación y recuerdan que hasta que no se disipen las dudas sobre los denominados países periféricos los mercados seguirán castigados.

La atención del mercado ha estado focalizada durante todo el día en Irlanda y el dato de la economía de EE.UU, que registró en el tercer trimestre de 2010 un incremento del 2,5% anualizado no ha servido para calmar los ánimos. Al cierre de los mercados europeos, Wall Street registraba una caída del 1,5%.

Etiquetas