Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DESCENSO EN LOS MERCADOS INTERNACIONALES

La bolsa abre la semana con pérdidas

El parqué madrileño no repunta, baja un 2,33% y ya acumula un 21,90% en lo que va de año. El resto de mercados europeos también cierran con pérdidas.

Bolsa de Madrid.
La bolsa cae un 2,33%
EFE

La bolsa española ha bajado el 2,33% y se aproximó a 9.300 puntos al cierre, nivel de julio pasado, afectada por el descenso de los mercados internacionales y las ventas en el mercado de deuda.

Así, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, en el que bajaron todos los valores, cayó 222,50 puntos, hasta 9.324,70 puntos. Las perdidas acumuladas este año ascienden al 21,90%.

En Europa, con el euro a 1,309 dólares -nivel de finales de septiembre-, bajaron las principales plazas: Milán, el 2,67%; París, el 2,46%; el índice Euro Stoxx 50, el 2,45%; Fráncfort, el 2,2%, y Londres, el 2,08%.

Tendencia a la baja

Después de la caída del 7% de la bolsa española la semana pasada, la sesión empezaba con una subida moderada, que se incrementaría rápidamente, con lo que el mercado nacional se aproximaba a 9.700 puntos. El euro se cambiaba a 1,33 dólares.

El avance de las plazas europeas, la contención de los precios nacionales -el IPC adelantado cayó una décima en noviembre, hasta el 2,2%-, y el rescate de 85.000 millones de euros a Irlanda animaban a la bolsa.

Sin embargo, una hora y media después de la apertura el mercado se desprendía de las ganancias iniciales al pasar de 9.650 a 9.450 puntos de golpe, en lo que influía la subasta de deuda celebrada en Italia, en la que colocó bonos a distintos plazos por importe de 6.800 millones, con una demanda moderada.

Aunque mejoraba la confianza económica en la zona euro, la presión sobre el mercado de deuda torcía el rumbo del mercado -el diferencial de deuda con Alemania ascendió hasta 273 puntos, máximo desde la creación de la moneda única europea-, al tiempo que la cotización del euro se depreciaba.

Las previsiones de la Comisión Europea para España en 2011, al considerar que no podrá reducir el déficit hasta el 6% -el próximo año se situará en el 6,4% y en el 9,3% en 2010-, contribuían a la bajada. La bolsa perdía los 9.400 puntos.

En torno a ese nivel y con una caída cercana al 2% continuaba el mercado nacional antes de la apertura de Wall Street, que inició la jornada con un retroceso del 0,6%.

La propuesta del presidente de EEUU, Barack Obama, de congelar durante dos años el salario de los funcionarios para controlar el déficit público de la mayor economía del mundo, a cuya deuda ya miran los inversores, no detuvo el descenso del mercado.

Con Wall Street con una bajada superior al 1%, con el euro a menos de 1,31 dólares (precios similares a los registrados el 20 de septiembre pasado) y con el petróleo a cerca de 87 dólares por la revalorización del dólar y el aumento de la demanda en EEUU, la bolsa española acababa al borde de 9.300 puntos, nivel de julio pasado.

A falta de una sesión para concluir el mes, noviembre podría concluir con la mayor bajada desde octubre de 2008, cuando perdió algo más del 17%.

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 4,32%, la mayor caída del IBEX, en tanto que Repsol cedió el 2,87%; Banco Santander, el 2,67%; Telefónica, el 2,21%, e Iberdrola, el 0,55%.

Después de BBVA, la mayor caída del IBEX correspondió a Bolsas y Mercados Españoles, el 3,86%, seguido de las constructoras Sacyr, que cayó el 3,75%, y de Ferrovial, con un descenso del 3,62%.

Gamesa registró la menor bajada del IBEX al ceder el 0,48%; a continuación se situó Iberdrola, mientras que Gas Natural bajó el 0,62 %y Enagás, el 0,69%.

En el mercado continuo, destacó la bajada del 46,24% de los derechos de la ampliación de Sos Corporación, seguida de Fergo Aisa, con un descenso del 17,24%, en tanto que de las trece empresas con ganancias el primer puesto fue ocupado por Sotogrande al subir el 2,46%.

Poco antes del cierre del mercado de deuda la rentabilidad del bono español a diez años subía 23 centésimas, hasta el 5,39 por ciento, nivel de julio de 2002 -la deuda italiana subió 21 centésimas, hasta el 4,61 por ciento- mientras que el efectivo negociado en bolsa se situó en 3.960 millones, de los que algo más de 800 millones los intermediaron inversores institucionales.

Etiquetas