Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SECTOR PRIMARIO

La agroindustria aragonesa desafía a la crisis y ya proyecta invertir 270 millones en 2011

En los últimos tres años, y a pesar de las dificultades económicas, el sector ha generado 1.222 puestos de trabajo.

La industria agroalimentaria aragonesa no se deja amedrentar por la crisis. Así lo demuestra la evolución de su inversión durante los complicados últimos tres años (2007-2010) en los que las empresas agroalimentarias de la Comunidad invirtieron 581 millones de euros en 504 proyectos empresariales –tanto de nueva creación como de ampliación y mejora de los ya existentes– que generaron un total de 1.222 empleos.

Lo detalló ayer el consejero de Agricultura del Gobierno del Aragón, Gonzalo Arguilé, y el director general de Fomento Agroalimentario, Pedro Orduna, que destacaron que esta inversión ha ido acompañada de más de 106 millones de euros en ayudas públicas incluidas en el programa de apoyo a la industria agroalimentaria que financian los fondos europeos, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la consejería de Agricultura.

Arguilé destacó que estos datos demuestran «salvo por algunos problemas aislados» que la agroindustria «está bien» y que «en estos duros años de crisis, en los que otros subsectores industriales presentaban expedientes, retrocedían en el gasto, tanto en inversión como en producción y empleo, las empresas alimentarias «no han podido ser más valientes y han mostrado un comportamiento prometedor y poco conservador», detalló el consejero.

Y lo van a seguir haciendo durante este año. Según el director general de Fomento Agroalimentario, a fecha de hoy ya se han presentado al programa de apoyo otros 218 proyectos que prevén una inversión de 270 millones de euros. De ellos, 111 iniciativas –180 millones de euros– se encuadran en la provincia de Zaragoza; 36 están localizados en Teruel con una inversión prevista de 21 millones de euros y el resto, 71 proyectos y 69 millones de euros en inversión prevista han sido presentados por la provincia de Huesca. Aún queda tiempo para ampliar estos datos, ya que, como insistió Orduna, el plazo de presentación de proyectos está abierto hasta el próximo 27 de abril.

Pescado

Según el balance del programa de apoyo a la agroindustria presentado ayer por Arguilé y Orduña, solo durante el pasado año la industria agroalimentaria de la Comunidad invirtió 101,8 millones de euros, con los que obtuvo una subvención total de 17,5 millones de euros. Este dinero se repartió en 142 proyectos, de los que 14 eran nuevas instalaciones que supusieron un desembolso de 47,8 millones de euros y las 128 iniciativas restantes incluyeron una inversión de 53,9 millones que sirvieron para innovar y ampliar las industrias ya existentes en la comunidad. Entre todos ellos crearon 274 puestos de trabajo.

Destacó durante el pasado año la inversión realizada en la transformación y comercialización de productos de pesca, capítulo para el que el programa 2007-2013 contempla un gasto público de 6,2 millones de euros. Aprovechando este apartado «y aunque parezca un poco extraño en la comunidad», matizó Orduna, en 2010 se aprobaron cuatro expedientes relacionados con este sector, que supusieron una inversión de 37,4 millones de euros y una subvención de 3,8 millones.

En volumen económico fue el sector más dinámico, pero hubo también inversiones en las industrias cárnicas, de piensos, en las cerealistas, en las transformadoras de frutas y hortalizas, en las de vinos y alcoholes, de oleaginosas, de semillas, de productos lácteos, de huevos y aves, de patatas y de productos varios.

Orduna destacó que los datos del balance demuestran que «la inversión está ahora muy reequilibrada y bien distribuida», dijo. Deja de tener protagonismo el vino, «un sector muy maduro que apuesta ahora por la comercialización», explicó el director general. Crece, sin embargo, la inversión en cárnicos, piensos y cereales, tres subsectores interrelacionados que en los últimos tres años han acaparado el 50% de todas las inversiones realizadas.

Por el volumen de inversión, por cómo se reparte y porque se hace en medio de una profunda crisis, Arguilé manifestó estar «muy contento» por las cifras y aprovechó la ocasión para lanzar un aviso a navegantes. «La industria agroalimentaria ha sido importante para la economía y el empleo, por eso espero que tenga el reconocimiento institucional y financiero que se merece», dijo.

Etiquetas