Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EEUU

Gobierno de EEUU interviene dos grandes hipotecarias para salvar el mercado

El Gobierno estadounidense anunció hoy que intervendrá las dos mayores compañías hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac, en un intento por rescatar al sector de la crisis en que está sumido. El Gobierno federal tomará el control de ambas empresas, que respaldan más de la mitad de la deuda hipotecaria del país, en la mayor intervención de rescate financiero de la historia de Estados Unidos.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, informó de que estas dos compañías pasarán a estar dirigidas temporalmente por la Agencia Federal Financiera de Vivienda (FHFA, en inglés) y el Tesoro hará una inyección de capital millonaria para intentar revitalizarlas.

Paulson compareció junto con el director de la Agencia James Lockhart, quien explicó que esa inyección de dinero, que podría ascender a los 100.000 millones de dólares, se hará escalonadamente para que sea más efectiva.

Las compañías quedarán bajo la figura de la "tutela legal", un estatus reconocido en el llamado capítulo 11 de la ley de bancarrotas que permite a las empresas seguir operando mientras tratan de reestructurar sus pasivos.

La Agencia tendrá potestad para reestructurar y reactivar ambas compañías. Esta reestructuración incluiría la sustitución de los dos máximos responsables, Daniel Mudd, de Fannie Mae, y Richard Syron, de Freddie Mac.

El anuncio se produjo con el visto bueno del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, después de que se hayan producido intensas reuniones durante todo el fin de semana entre miembros del Tesoro y altos directivos de ambas empresas.

El Gobierno y el Tesoro decidieron actuar ante la incertidumbre de que ambas empresas tuvieran la liquidez suficiente para asumir tantas hipotecas.

Las acciones de las dos empresas han caído más del 90 por ciento en el último año y han tenido unas pérdidas de 14.000 millones de dólares.

"Fannie Mae y Freddie Mac están tan interrelacionadas con el sistema financiero que el fracaso de cualquiera de ellas podría causar grandes trastornos en nuestros mercados financieros y en todo el mundo", dijo Paulson.

Ambas compañías han financiado el 70 por ciento de las hipotecas en los últimos meses y una reducción de sus actividades puede suponer un aumento de los tipos de interés, que agravaría aun más la profunda crisis de la que ya tambalea mercado de la vivienda.

El Gobierno también está intentado impedir que los problemas de Fannie Mae y Freddie Mac provoquen un impacto negativo entre los bancos que poseen reservas de bonos y acciones preferentes en estas compañías.

Los grandes bancos de EEUU y algunos Gobiernos extranjeros figuran entre los inversores amenazados, con lo que existe el riesgo de que los problemas financieros se contagien más allá del mercado.

"Nuestra economía y nuestros mercados no se recuperarán hasta que se corrija la situación del mercado hipotecario", dijo Paulson.

Si el plan funcionara podría frenar la incertidumbre en el mercado entorno a Freddie Mac y Fannie Mae y facilitaría a las empresas acceder a una financiación con tasas más baratas.

Lo que a su vez podría tener un efecto en el mercado global de las hipotecas, la reducción en los tipos de interés y sería una ayuda para intentar recuperar el maltratado mercado hipotecario.

Bernanke, en un comunicado, apoyó "firmemente" las medidas tomadas "para asegurar la solidez financiera de los dos organismos" y consideró que ayudarán "a reforzar el mercado inmobiliario estadounidense y a promover la estabilidad de los mercados financieros

Ante los rumores que saltaron en la prensa durante el fin de semana de que el Tesoro pudiera tomar esta acción, las campañas de los candidatos a la presidencia expresaron su apoyo a la decisión del Gobierno.

El demócrata Barack Obama señaló que aprueba la acción del Gobierno si es bueno para la economía, mientras que la candidata republicana para la vicepresidencia, Sarah Palin, se comprometió ha hacer estas empresas más pequeñas y más eficaces.

El Gobierno estadounidense creó Fannie Mae (Federal National Mortgage Association) en 1938, como parte del "New Deal", que sacó a EEUU de la gran depresión, y privatizada en 1960.

Poco después, en 1970, creó Fredie Mac (Federal Home Loan Mortgage Corporation) con capital privado para facilitar la adquisición de casas y el alquiler de viviendas.

La protección estatal de ambas firmas fue utilizada para recaudar fondos a tasas inferiores a las de la competencia

Etiquetas