Economía

CUARTO EXPEDIENTE EN DOCE MESES

GM presenta un cuarto ERE temporal en Figueruelas que afectará a 600 trabajadores

El comité de empresa advierte que no aceptará una rebaja de las condiciones pactadas en el primer expediente.

Nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) en la factoría de General Motors en Figueruelas. Y ya van cuatro. Afectará a 600 trabajadores -aunque se aplicará a toda la plantilla de manera rotativa-, y tendrá una duración de cinco meses, desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo de 2010, momento en el que está previsto la puesta en marcha del nuevo Meriva. Lo comunicó ayer la dirección de la factoría zaragozana al comité de empresa, al que la noticia no pilló por sorpresa porque “en febrero la empresa ya nos había comunicado su intención de presentarlo”, explicó el presidente del órgano de representación de los trabajadores, José Juan Arcéiz.

El nuevo expediente regulador es una “continuación” del primer ERE presentado en la planta zaragozana, que finaliza precisamente el próximo 31 de octubre y que también afectó a 600 trabajadores. Aquella medida consiguió el apoyo del 73,5% del comité de empresa y fue aprobado en referéndum por el 75% de la plantilla. Para conseguir ahora este respaldo, todos los representantes sindicales en el comité dejaron claro que exigirán a la dirección que mantenga las condiciones con que fue aprobado el primer expediente. Aunque este órgano de representación se reunirá el próximo martes para consensuar sus peticiones, sus representantes sindicales coincidieron ayer en mostrar su más firme oposición a cualquier condición que suponga una merma de lo pactado en el primer expediente. Esto es, excluir a los mayores de 55 años, que su aplicación sea rotativa entre toda la plantilla -un mes por trabajador- y que se complemente la prestación del paro hasta el 80% del salario bruto.“Es la misma, responde a un descenso de la producción y, por lo tanto, las condiciones del nuevo ERE_tienen que ser las mismas”, insistió Arcéiz, del sindicato UGT.

En la misma línea se manifestó el representante de CC. OO., José María Fernando, que reconoció, sin embargo, que este nuevo expediente se presenta en una situación en la que “no sabemos ni quién es el propietario” y en medio de un “conflicto mucho mayor” cuando sobre la factoría planea un plan industrial -el del nuevo inversor Magna- que amenaza con enviar al paro a 1.672 trabajadores de Figueruelas.

Los recursos necesarios

Muy tajantes se mostraron desde USO. Su representante, José Antonio Gil, reconoció que a pesar de que no les ha sorprendido, la presentación del nueve ERE ha caído como un “jarro de agua muy muy fría” sobre una plantilla “totalmente desilusionada porque no sabe cuál va a ser su futuro”. Asimismo, avirtió que este sindicato no aceptará “nada” que sea diferente a los aprobado en el primer ERE. Si las condiciones cambian y, aún sin acuerdo, la Administración lo aprobara, “presentaremos los recursos que sean necesarios”, explicó Gil.

“Lo tenemos claro”, puntualizó el representante de Acumagme, Rafael Díaz. Como el resto de los representantes, solo admitirán las condiciones que apoyaron en el primer expediente.

 

Hasta el 100% del salario

En OSTA esperaban el nuevo expediente, porque la decisión de aplazar la puesta en marcha del Meriva a comienzos de la primavera de 2010 ya hizo presagiar que la dirección de planta prolongaría hasta esa fecha las medidas de regulación del empleo, según aseguró el representante de este sindicato, José Luis León. OSTA no apoyó el primer expediente, porque la empresa no complementó la prestación del paro hasta el 100% del salario, por lo que ahora tampoco dará su visto bueno si no se recoge esta petición.

León aseguró, además, que en la aplicación del primer expediente “ha habido muchos problemas, la rotación no ha sido completa y se han producido incluso algunos agravios comparativos”, explicó el sindicalista, que criticó a la dirección por no tomar ningún tipo de medidas para hacer frente a la caída de la producción “excepto presentar expedientes a la carta y lanzar esa carga sobre los trabajadores”, lamentó.


Etiquetas