Despliega el menú
Economía

FIGUERUELAS

GM España, condenada a pagar subidas salariales del 2%

General Motors España deberá pagar a los trabajadores de su planta de Figueruelas atrasos por no aplicar desde enero de 2008 la subida salarial del 2% prevista en la prórroga del convenio colectivo -firmada en noviembre pasado- sino un incremento del 1,4%, que fue lo que aumentó el IPC el año pasado.

El magistrado del Juzgado de lo Social número 5 de Zaragoza, Manuel Bellido se ha pronunciado, en una sentencia de fecha 7 de julio a la que ha tenido acceso este diario, a favor de una demanda presentada por el comité de empresa el pasado 20 de mayo contra la decisión de la compañía de aplicar una rebaja salarial del 0,6% para ajustarla a la subida del IPC del 1,4%. El fallo considera probado que en la prórroga del XI convenio colectivo de GM España para 2008 se acordó que los sueldos brutos anuales que figuran en las tablas salariales anexas al convenio en vigor el 31 de diciembre de 2007 "se incrementarían en un 2%" y que su revisión se hará "tan pronto como se constatase oficialmente la cifra del IPC, incrementándose éstos si procede, entre la diferencia entre el incremento anual pactado y el IPC real".

Se abona en una sola paga

La sentencia explica que el incremento correspondiente a 2008 se abonará con efectos del 1 de enero, sirviendo como base para la revisión de 2009, y que la revisión se abonaría en una sola paga durante el primer trimestre del año siguiente. "El IPC previsto por el Gobierno para 2008 fue del 2%, mientras que el IPC real fue del 1,4%, hechos no controvertidos", señala el fallo.

Clave en el documento del magistrado es la aplicación del artículo 66 del convenio colectivo, en el que se prevé un incremento de los salarios brutos anuales del 2%, coincidente con el IPC previsto por el Gobierno para 2008, y sobre cuya revisión solo era contemplada para la parte social para el caso de que el IPC real fuera superior al previsto por el Gobierno. La empresa, en cambio, entendía que la voluntad de las partes era ajustar la subida salarial al verdadero incremento de precios, de tal manera que, al haber sido el IPC real (1,4%) inferior al previsto (2%), debía revisarse este último, aplicándose el primero. El juez concluye que "las partes, al redactar el artículo 66, eran conscientes de que solo procedía revisar el incremento salarial (IPC previsto) si el IPC real era superior".

El presidente del comité de empresa de GM España, José Juan Arcéiz (quien con la secretaria del órgano de representación de los trabajadores, Ana Sánchez, firmó la demanda) se mostró ayer muy satisfecho con la sentencia. Esta podría obligar a la compañía a realizar un desembolso de más de un millón de euros.

Etiquetas