Economía
Suscríbete

POR USAR LAS INFRAESTRUCTURAS

Fomento estudia cobrar tasas a los camioneros

El Estado recaudaría de este modo hasta 3.300 millones anuales y se ahorraría así el mantenimiento de las carreteras.

El ministro de Fomento, José Blanco, el pasado martes en un acto del Ministerio.
Fomento estudia cobrar tasas a los camioneros
áNGEL DíAZ/EFE

"Se acabó la cultura del todo gratis". Es la consigna más repetida en los últimos tiempos por José Blanco. El ministro de Fomento ha dejado claro que va a "revisar viejos dogmas" porque "en infraestructuras, o contribuyen a financiar su construcción en mayor medida quienes más las usan o las pagamos todos". Por eso ha abierto el melón del pago por el uso. Un debate incómodo para cualquier Gobierno, pero que se antoja imperioso en el actual escenario, con unos costes tanto de construcción como de mantenimiento millonarios y un presupuesto público a la baja.

Una de las alternativas a medio plazo que Blanco tiene encima de la mesa, aunque no la única, es la aplicación en España de la directiva europea conocida como de la 'Euroviñeta', que no es otra cosa que una tasa por kilómetro recorrido a los camiones pesados que responde a la premisa de que "quien usa, paga y quien contamina, paga". Otro de los mensajes del ministro. La norma da libertad a los Estados para aplicarla o no.

Unos suculentos ingresos

Según un estudio del Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, entregado recientemente por la CEOE a la secretaría de Estado de Transportes, la aplicación de esa suerte de peaje (vigente en varios países europeos) reportaría a las arcas del Estado entre 2.700 y 3.300 millones de euros al año, según el importe por kilómetro y la red viaria a la que se aplicara. Un dinero más que suficiente para atender los 1.200 millones que cuesta cada año la conservación de las vías y que, al tiempo, podría servir para reconvertir al sector y dotarlo de mayor competitividad.

El asunto no es nuevo. El pago por el uso y la sombra de la 'euroviñeta' ya planeaban sobre el Plan Estratégico de Infraestructuras (PEIT) del Transporte de 2005. Aunque la anterior responsable de Fomento, Magdalena Álvarez evitó trasladar la fórmula a España. Algo que, a buen seguro, levantaría en armas a los camioneros.

Aún así, los técnicos de Fomento y de algunas de sus empresas filiales trabajan desde entonces en análisis como el proyecto META (Modelo Español de Tarificación de carreteras) sobre la eventual implantación. Blanco subraya que el asunto queda un tanto en manos de la presidencia de turno de la UE, que ocupa Bélgica y que ya ha advertido que una 'euroviñeta' ampliada será una de sus prioridades.

El problema es que los años de bonanza han terminado y el Gobierno está obligado a buscar recursos donde sea. La financiación futura de las infraestructuras se ha convertido en una asignatura 'hueso' para el Gobierno. Por eso, Blanco ha propuesto crear una subcomisión en el Congreso "para fijar los criterios de actualización del PEIT" en el que se debatirá tan espinoso asunto. El ministro apunta más allá de los profesionales de la carretera. "Uno se pregunta por qué un transportista que usa las infraestructuras ha de pagar por ellas y no, por ejemplo, el dueño de un coche de gran cilindrada".

Bajo esa premisa tampoco se pueden descartar nuevos impuestos a los vehículos más contaminantes, en línea con la segunda parte de la directiva de la 'euroviñeta', aún en trámite y que contempla los costes externos (contaminación, etc.) del uso de las vías. La primera, que data de 2006, se refiere sólo a los costes internos (construcción, operación y mantenimiento), se aplica a los vehículos de más de 12 toneladas (a partir de 2012, a los de más de 3,5) que circulan por la red transeuropea.

Ejemplos en Europa

Austria, Alemania, República checa, Eslovaquia y Suiza han establecido sistemas de peaje para vehículos pesados. Polonia, Dinamarca, Países Bajos y Francia están en vías de implantarla. La norma, además, deja libertad a los países para conceder una "compensación adecuada" por las tasas. Aquí puede que esté el núcleo del debate en España. La CEOE está dividida, algunas ramas como las constructoras o las concesionarias de infraestructuras claman por la llegada de los peajes, siempre dejando la puerta abierta a 'compensaciones' complementarias".

Etiquetas