Economía

LARRAZ PIDE COMPROMISOS A LA CE

España "no permitirá" que se recorte empleo de Figueruelas

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, pedirá a la Comisión Europea (CE) que vigile el proceso de venta de los activos de Opel a Magna y que no permita que se recorte empleo de Figueruelas para ampliar la plantilla de la fábrica alemana de Eisenach.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha señalado que solicitarán al grupo de trabajo nombrado por la Comisión Europea para vigilar el proceso de venta de los activos de Opel a Magna que no permita que se restrinja el personal de la planta de Figueruelas para ampliar la plantilla de la fábrica alemana de Eisenach.

En declaraciones a los medios de comunicación en Zaragoza, Larraz ha recordado que General Motors "ha abierto" el archivo que recoge el acuerdo alcanzado con la multinacional austriaco-canadiense Magna para que se haga con el control de Opel, y que un grupo de trabajo se encargará de revisarlo hasta el próximo 7 de octubre.

"GM nos ha abierto el archivo donde tiene todas las informaciones, hemos entrado en él con un grupo de trabajo hasta el día 7 de octubre, y tanto el Gobierno aragonés como el español vamos a aportar ideas a la propuesta que hace Magna en la que pretende que España comparta producción con Eisenach", ha señalado.

Larraz ha apuntado que "no estamos de acuerdo en que se derive producción a Eisenach, de tal forma que en España se restrinja el número de trabajadores y allí se incremente", un hecho que va a depender de donde se ubiquen finalmente las producciones de Corsa y Meriva.

Además, el titular de Economía ha añadido que desde España se va a luchar por que "el sacrificio que se sabe que hay que hacer sea el menor posible y en el mayor tiempo posible, porque el movimiento vegetativo de la planta permite un espacio para hacerlo en un tiempo más razonable".

Los países de la Unión Europea (UE) con plantas de Opel acordaron el jueves darse hasta el 7 de octubre, después de las elecciones alemanas que se celebran el próximo domingo, para analizar el plan de reestructuración presentado por la empresa canadiense Magna para hacerse con el control de la compañía.

La Comisión Europea se ha comprometido a analizar cuidadosamente cualquier ayuda pública que se conceda a Opel con el objetivo de garantizar que no esté condicionada a criterios políticos, sino que responda únicamente a motivos económicos.

Negociación con Magna

Por otro lado, Larraz ha apuntado que, después del 7 de octubre, continuará un proceso de negociación de Magna que se prolongará hasta diciembre y que se centrará en tres aspectos: alcanzar un acuerdo con los trabajadores, con los países implicados, y con la Unión Europea.

"La planta de España es una de las más productivas de Europa y se encuentra en un momento clave y fundamental. Vamos a tratar de que el proceso sea bueno para Figueruelas o, al menos, minimizar los sacrificios en términos de personal y de producción", ha aseverado.

GM anunció la venta del 55 por ciento de su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna. De esta forma, GM mantendría el 35 por ciento de las acciones y el 10 por ciento restante correspondería a los trabajadores.

El plan de Magna y de su socio ruso Sberbank contempla la eliminación de 10.500 empleos en Europa, de los que alrededor de 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas (Zaragoza), teniendo en cuenta que la producción asignada para la planta aragonesa se reduciría a 320.000 unidades.

A lo largo del viernes se encuentran reunidos en Alemania representantes de Magna, General Motors y de los trabajadores de las nueve plantas europeas para hablar sobre el plan de producción que la multinacional austriaco-canadiense tiene previsto para Opel.

Etiquetas