Economía
Suscríbete

Análisis económico

Ontiveros insiste en la necesidad de una política fiscal común en la UE

El economista y presidente de Analistas Financieros Internacionales ha participado hoy miércoles en una jornada organizada por el Consejo Económico y Social de Aragón, celebrada en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

El economista y presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, ha insistido en reclamar para Europa la creación de un Ministerio de Finanzas desde el que dirigir una política fiscal común.

Ontiveros ha participado hoy miércoles en una jornada organizada por el Consejo Económico y Social de Aragón, celebrada en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, donde ha pronunciado una conferencia en la que ha analizado la actual situación económica de crisis que afecta al mundo y que en su opinión se sitúa "en uno de los momentos más aciagos" desde que se inició.

Según el economista, es "altamente probable" que la economía española siga inmersa en un proceso de desaceleración junto al resto de las economías europeas, fundamentalmente por su elevada deuda privada, que representa el 300 % del PIB, que se le debe a bancos y cajas y que éstos a su vez lo adeudan a unos mercados que están "casi cerrados" y por tanto "sin crédito no hay vida" y no hay recuperación económica.

Ha subrayado que las economías que comparten moneda en Europa se enfrentan a una segunda mitad del año de menor crecimiento económico y mayor dificultad para disminuir el desempleo y de menor confianza de los consumidores y empresarios, mientras disputan un "desigual combate" entre unos mercados financieros, cada vez más potentes, y unas autoridades europeas cada vez más débiles.

Para Ontiveros, la diferencia entre EEUU, también afectado por la crisis, y la eurozona es que un problema político y de saber responder a los mercados.

En este sentido, ha opinado que los mercados de bonos solo empezarán a replegarse cuando vean que "al otro lado hay un Tesoro panaeuropeo; un mercado de finanzas verdaderamente europeo", lo que depende, ha dicho, "de si los políticos se ganan el sueldo bien o no".

A su juicio, el problema europeo es que no hay una respuesta unificada a la crisis, para lo que sería necesario una política fiscal común que implicaría que los presupuestos antes de en Madrid se aprobaran en la UE o que los impuestos se coordinaran con los de otros países con los que se comparte moneda.

A cambio de cumplir las reglas de la comunidad, debería crearse un Ministerio de Finanzas europeo desde el que se emitieran bonos bajo "el marchamo de los estados unidos de Europa", algo que está realizando de manera transitoria el Banco Central Europeo, que no le corresponde y que generaría problemas en el momento en que diga que "ya no es su función".

Según este experto en finanzas, el problema no es la intervención de las economías sino que se rompa el euro, que es la "condición" en la que se basa la dinámica para seguir constituyendo Europa y "a nadie le interesa que la UE se fragmente".

Ontiveros ha señalado que a diferencia de otras crisis, la salida de esta "nos va a pillar con mejores mimbres" pero va a depender de que Europa "sea consciente de la tesitura en que estamos".

La clave es que Alemania ponga en común su solvencia y capacidad para emitir bonos y no espere a que los países con una mayor divergencia "adopten actitudes expresivas de absoluta disciplina fiscal" porque mientras tanto los mercados de bonos se pueden aprovechar de esa falta de respuesta única.

Ante el temor de que el estado del bienestar se vea afectado por esta política fiscal común, ha asegurado que no tiene porque ser sinónimo de sacrificios de prestaciones sociales o inversión pública, sin la cual, ha advertido "no hay modernización económica".

Etiquetas