Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMISIONES DE TÍTULOS

El Tesoro anuncia que reducirá la cuantía

La vicepresidenta económica asegura que la ejecución presupuestaria marcha mejor de lo previsto.

La Bolsa de Madrid.
El Tesoro anuncia que reducirá la cuantía
JUAN M. ESPINOSA/EFE

El Tesoro Público enseña músculo en medio de la tormenta que ha anegado las finanzas irlandesas y que ahora amenaza a Portugal y España. Si en mayo el presidente del Gobierno respondió a las turbulencias en los mercados de deuda con duros recortes para acelerar la consolidación fiscal, esta vez el Gobierno optó por dar un golpe de efecto para sembrar confianza y anunció que reducirá "ligeramente" el volumen de las emisiones de títulos soberanos pendientes de aquí a finales de año. El motivo, explicó la vicepresidenta económica, es que la ejecución presupuestaria va mejor de lo previsto, y al Ejecutivo le sobra liquidez para afrontar sus gastos.

Todo mercader sabe que, cuando la oferta es abundante, vender requiere más esfuerzo. Por eso, cuando colocar las letras, bonos y obligaciones puede resultarle caro al Tesoro, el Gobierno ha optado por emitir menos deuda. El objetivo es estimular el interés de los demandantes de títulos españoles para que el interés a pagar por el Estado baje. De paso, el erario lanza el mensaje inequívoco de que necesita a los inversores menos de lo que ellos creen para mantener en marcha la economía.

La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, compareció tras la reunión del Consejo de Ministros para presumir de la buena marcha de sus programas de ajuste. La ejecución del presupuesto de 2010, detalló, va "mejor de lo previsto" cuando Economía elaboró su calendario de emisiones. Dicho de otra manera, el Estado "cuenta en este momento con más recursos líquidos para financiar todos sus gastos de aquí a final de año". Mantendrá sus planes de emisión -dos subastas de letras, una de bonos y otra de obligaciones en diciembre- por "compromiso" con los inversores, pero reducirá su cuantía porque tiene "recursos suficientes".

Deuda a medio y largo plazo

Las finanzas públicas respiran, en parte, porque el Estado no tiene que afrontar más vencimientos de deuda a medio y a largo plazo en lo que queda de 2010. En 2011 hay tres pagos importantes de bonos y obligaciones en abril, julio y octubre, que coincidirán con los meses en que las arcas ingresarán más dinero procedente de impuestos. La necesidad neta de emisión para el año próximo está en torno a los 45.000 millones de euros.

Salgado decidió a última hora comparecer por considerar que, en momentos en que la prima de riesgo se ha disparado, no hay mejor manera de inspirar credibilidad que exhibiendo los datos que muestran la situación real de la economía. "Esa es la forma de salir al frente de rumores que, interesada o desinteresadamente, surgen en ocasiones", recalcó. La responsable de Economía resaltó además que el coste de la deuda viva está "prácticamente en mínimos", en el 3,60% en relación al volumen total de deuda en circulación.

Etiquetas