Despliega el menú
Economía

TRIBUNALES

El Supremo confunde a los hermanos Cortina en una condena sobre impuestos

El empresario Alfonso Cortina y no su hermano Alberto ha sido condenado por el Tribunal Supremo a abonar casi 458.000 euros a Hacienda por la liquidación incorrecta de su declaración de la renta en 1991, donde aquel se anotó unas minusvalías patrimoniales por la compraventa de un paquete de bonos austríacos que, según la sentencia, resultaba "económicamente ficticia" y "fiscalmente inadmisible" para compensar otros incrementos obtenidos por el contribuyente durante el período analizado.

Este fallo, que confirma la resolución adoptada en noviembre de 2000 en vía administrativa por el Tribunal Económico Administrativo Central, corrige uno anterior en el mismo sentido hecho público hace una semana donde los magistrados confundieron el nombre de ambos hermanos en el texto.

Etiquetas