Despliega el menú
Economía

EL FUTURO DE FIGUERUELAS

El presidente de GM Europa dice que la reducción de costes "no será suficiente" y pide trabajar duro

El presidente de General Motors Europa, Nick Reilly, advirtió este viernes de que Opel deberá trabajar "duro" para acometer una reducción de la capacidad productiva instalada en sus fábricas, y para conseguir mantener al mismo tiempo sus niveles de productividad y calidad.

No obstante, Reilly admitió, en un artículo publicado en su blog, que la reducción de los costes de producción y estructurales "no será suficiente", por lo que la empresa deberá centrarse también en el diseño y fabricación de coches atractivos e innovadores a precios asequibles.

Por otro lado, el máximo responsable de GM en Europa aseguró que tiene previsto dar a conocer en breve su nuevo equipo directivo, que estará formado por personas familiarizadas con Opel/Vauxhall y por otros que puedan aportar nuevas opiniones y puntos de vista.

Al mismo tiempo, Opel lanzará una ofensiva de siete nuevos productos, que incluye como novedad más destacada el nuevo Meriva, fabricado en la planta zaragozana de Figueruelas, que se presentará en marzo en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra y llegará al mercado en verano.

Pero además, Opel renovará su modelo Corsa, fabricado también en la factoría aragonesa, que incluirá motores con niveles de consumo y de emisiones de CO2 incluso más reducidos. Estos propulsores cumplirán la norma Euro 5 sobre emisiones.

Etiquetas