Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PRECIOS

El precio del aceite de girasol sube pese a la reciente alerta alimentaria

La crisis desatada el pasado 25 de abril en torno al aceite de girasol tras descubrir que una partida importada a la UE de Ucrania estaba contaminada con hidrocarburos ya comienza a tener sus efectos en el precio del aceite. Así, haber puesto en duda las importaciones de este país han provocado el incremento del precio en origen, lo que se está trasladando a los consumidores, a pesar de que no supone un gran impacto.

Según explicó la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), las confusiones desencadenadas en torno a este producto a finales del pasado mes de abril, cuando el Gobierno retiró de los puntos de venta las botellas de aceite de girasol hasta conocer cuáles eran las marcas afectadas por la contaminación, presenta ya un "impacto inmediato" en su precio.

El presidente de Anierac, Pedro Rubio, señaló que el aceite de girasol ha experimentado una subida del precio en origen, lo que "no tendrá más remedio que repercutirse al consumidor". No obstante, añadió que esta subida no será demasiado pronunciada, pero que habrá que esperar a ver cuál es el comportamiento de la demanda con respecto al producto.

En este sentido, Rubio afirmó que "en principio" las ventas del sector industrial a la distribución y el consumo de este producto no se han visto afectadas y "han seguido con normalidad", por lo que "habrá que ver cómo se comportan las ventas en el punto final". En esta línea, el presidente de Anierac insistió en que la "sensación" del sector es que los consumidores "han aceptado el problema como tal y la solución como tal".

No obstante, reconoció que existen "tensiones" en los precios, causadas al haber "puesto en duda las importaciones de un país importantísimo para el abastecimiento del mercado español", lo que ha generado esta subida de los precios en origen, que "está llegando estos días" al bolsillo de los consumidores.

Según los datos que maneja la asociación, en el mes de abril se pusieron en el mercado 24.943 litros de aceite de girasol, un 6,2% menos que el mes anterior, con lo que el primer cuatrimestre del 0,76% y unas ventas de 109.764 millones de litros. Asimismo, Rubio señaló que el aceite de girasol "ha sido el producto de la cesta de la compara que más había subido en el último año y esto le dará el último empujón".

Gestión de la crisis

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, recibió numerosas críticas por la actuación que llevó a cabo para gestionar la crisis alimentaria. El ministro decretó la alerta sobre el producto el pasado 25 de abril, cuando se detectaron partículas de hidrocarburos en una partida de aceite de girasol importada a la UE desde Ucrania, levantando la prohibición tan sólo unos días más tarde, una vez constatada que no había problema de seguridad alimentaria.

En este sentido, Rubio prefirió no comentar esta gestión, aunque precisó que por ejemplo en Francia el tema se llevó "con mucha más discreción".

Con todo, resaltó que el aceite de girasol que estaba a la venta en los mercados "en ningún caso estaba contaminado" y consideró que la única imagen que puede "quedar tocada" es la de los exportadores ucranianos.

Etiquetas