Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SINIESTRALIDAD LABORAL

El número de accidentes laborales mortales en Aragón bajó el 35,1% en 2008

Aragón es la tercera Comunidad con menos siniestralidad laboral. En 2008, un total de 37 personas fallecieron en sus centros de trabajo o cuando se dirigían a ellos -'in itinere'- según los datos presentados por el consejero de Economía Hacienda y Empleo, Alberto Larraz y el director general de Trabajo Antonio Alastrué.

El número de accidentes laborales mortales ocurridos tanto en los centros de trabajo como en los desplazamientos ascendió el pasado año en Aragón a 37, lo que supone una reducción del 35,1 por ciento respecto a los 57 fallecimientos registrados en 2007.

Según los datos presentados hoy por el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, y el director general de Trabajo, Antonio Alastrué, los accidentes mortales en los centros de trabajo bajaron el 23,1 por ciento, hasta un total de treinta, mientras que los producidos "in itinere" (en desplazamientos desde o hacia el trabajo) se redujeron a siete, un 61,1 por ciento menos.

Estas estadísticas, que no incluyen a los trabajadores autónomos, revela que el pasado año se produjeron en Aragón 23.050 accidentes laborales con baja, lo que supone una reducción del 17,6 por ciento.

De ese total, 22.879 accidentes fueron leves (el 7,5% menos que en 2007); 141, graves (-25,8%), y 30, mortales (-23,1%).

 

Larraz ha atribuido la reducción de la siniestralidad laboral a la efectividad de los planes de prevención pactados con los agentes sociales y a la labor de los servicios de inspección, que cuentan con treinta inspectores del Ministerio de Trabajo y otros diecinueve del Ejecutivo autonómico, y que realizan unas 7.000 visitas a empresas al año.

El consejero ha remarcado que toda empresa que sobrepasa la media de siniestralidad de su sector es sometida a una inspección, que en algunos casos termina en sanción si se detectan infracciones.

Larraz ha opinado que son unas "buenas cifras", si bien ha matizado que "siempre hay espacio para mejorar" y por ello se continuará trabajando con el diseño de nuevos "programas específicos" de prevención.

Cómo se produjeron los accidentes

En la comparativa entre comunidades autónomas, Aragón es la tercera con menos siniestralidad laboral, según los datos del Ministerio de Trabajo correspondientes a los nueve primeros meses de 2008.

De los 30 fallecimientos registrados en los centros de trabajo aragoneses durante el pasado año, diecisiete fueron provocadas por las condiciones de trabajo (los mismos que en 2007); siete a accidentes de tráfico sufridos por profesionales del transporte (la mitad que al año anterior), y seis a patologías no traumáticas (dos menos que en 2007).

El índice de incidencia, que permite comparar de manera más objetiva la evolución de la siniestralidad, revela que el número de accidentes mortales por cada 100.000 trabajadores ha bajado el 23,4 por ciento; los graves por cada 10.000 empleados han caído el 26,7 por ciento, y los leves, en relación por cada 1.000 trabajadores, se han reducido en un 8,6 por ciento.

Por sectores, la agricultura fue la única actividad en la que aumentó la siniestralidad, el 1,35 por ciento en su índice de incidencia, mientras que se redujo en los servicios, el 1,9 por ciento, y sobre todo en la industria y la construcción, el 10,4 y el 11,7 por ciento, respectivamente.

Según los índices de incidencia, la siniestralidad laboral afectó en mayor medida a los trabajadores extranjeros.

En concreto, los accidentes de trabajo con baja afectaron al 13,6 por ciento de los trabajadores extranjeros afiliados a la Seguridad Social en Aragón.

El índice de incidencia de los siniestros mortales en los afiliados extranjeros fue 9,2 por cada 100.000 trabajadores, frente al 5,8 de los españoles, en tanto que en el caso de los graves fue de 4,1 por cada 10.000 trabajadores para los primeros, y de 2,7 para los segundos.

Respecto a los trabajadores autónomos, según los datos del Ejecutivo autonómico, el pasado año no se produjo ningún accidente mortal, frente al único contabilizado en 2007, mientras que los graves se han reducido en uno, hasta un total de seis.

Etiquetas