Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SECTOR SERVICIOS

El negocio del sector servicios cae un 5% y retrocede, al menos, a niveles de 2002

La desaceleración se hace notar también en el campo de actividad que genera la mitad del PIB, mientras el PP prepara una propuesta para hacer frente a la crisis económica.

 Pocos negocios son los que escapan a la severa desaceleración económica que España sufre desde principios de año, aunque unos lo acusan más que otros. Entre los primeros están buena parte de los encuadrados en el sector servicios, que genera la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) y da empleo al 43% de los ocupados. Sus ventas cayeron un 5% en marzo medidas en tasa interanual, el primer descenso mensual desde que a finales de 2002 el Instituto Nacional de Estadística (INE) modificó su base de cálculo. En cualquier caso, los propios técnicos admiten que es probable que para encontrar un dato negativo similar haya que remontarse a la década de los 90.

Desde enero de 2003 hasta ahora, su dato más pobre se produjo en abril de 2006, con un crecimiento de tan solo el 1,5% pero, en cualquier caso, sin parangón respecto a lo ocurrido a marzo, período en el que también se desplomaron las operaciones registradas en el comercio minorista casi un 9% -su mayor bajada en doce años- tras acusar sobremanera el fin de las rebajas invernales. En el conjunto del comercio, que incluye también la actividad al por mayor, las ventas de carburante y automóviles y la reparación de estos últimos, el descenso fue del 6,6% -el más fuerte dentro de los servicios-.

También baja de forma considerable la cifra de negocios en el transporte (-4,7%), y ya de forma más moderada la actividad de los servicios a empresas (-1,9%), donde se encuadran la publicidad, las asesorías de todo tipo o los servicios de vigilancia, seguridad y limpieza. El recorte en las ventas de tecnologías de la información y la comunicación, que incluye la informática y las telecomunicaciones, también fue leve (-0,5%). Sólo se salvó de esta epidemia de números rojos el turismo, uno de los soportes tradicionales y más firmes de la balanza de pagos española (sin su aportación positiva el déficit exterior superaría con creces su nivel máximo actual del 10% del PIB), cuyos ingresos mejoraron un 3,6% respecto a marzo de 2007, gracias a que este año se adelantó la celebración de la Semana Santa.

Bajón en coches y carburante

Si se entra más en detalle, las ventas de coches y combustible se desplomaron en ese mes un 16,6%, casi cuatro veces más que el bajón acusado en el comercio al por mayor (-4,5%) o en la actividad postal (-4%), y más del doble del descenso soportado en el transporte terrestre (-7%). Por el contrario, los ingresos de las agencias de viaje crecieron un 7,2%, bastante más que el moderado avance del 2,6% logrado por la hostelería. No obstante, la situación de los servicios en el conjunto del primer trimestre va en línea con la evolución del resto de la economía española. Así, si el PIB avanzó un 2,7% en tasa interanual durante ese período, el negocio del sector lo hizo un 2,6%, tan sólo una décima menos.

En materia de empleo, el frenazo de la actividad económica también se dejó sentir -apenas se generó un 1% más de puestos de trabajo, también aquí su tasa mensual más reducida desde, al menos, 2002-, aunque no hubo descensos en las cifras medias por sectores, con subidas del 2,6% en las tecnologías de la información y del 1,2% en el transporte.

Por territorios, Asturias fue el único donde crecieron las ventas en el sector servicios durante marzo, en concreto un 1,1%. Frente a ella, los mayores descensos los soportaron Navarra (-10,1%), la Comunidad Valenciana (-8,1%) y Cataluña (-7,7%). También el Principado fue la región con un aumento más destacado en la generación de empleo (2,8%), seguido de Aragón y Galicia (ambas con una tasa del 2,1%), en contraste con el descenso del 1% que se produjo en la zona de Levante.

Petición del PP

El Partido Popular propondrá el martes próximo, dentro del pleno del Congreso de los Diputados, un total de 102 medidas encaminadas a "paliar y superar los efectos de la actual crisis económica". Estas actuaciones, que irán incluidas dentro de una moción de los populares consecuencia de la interpelación que hicieron el miércoles al Gobierno sobre el mismo asunto -respondida por el nuevo ministro de Trabajo, Celestino Corbacho- fueron presentadas ayer por su portavoz económico, Cristobal Montoro, quien dijo que su iniciativa parte de "la contención del gasto público -quiere que su crecimiento se limite por debajo del avance del Producto Interior Bruto nominal- y la austeridad".

Etiquetas