Despliega el menú
Economía
Suscríbete

BOLSA

El Ibex cae un 1,29% y la prima de riesgo supera los 270 puntos por el posible rescate a Portugal

La previsible compra de bonos lusos por el BCE aminoró las pérdidas. El jueves será el día clave para el Tesoro.

Al cierre de la sesión de ayer, el parqué madrileño se dejó un 1,29% y se despidió de la cota de los 9.500 puntos, arrastrado por el recrudecimiento de la crisis de Portugal. No obstante, la posible compra de bonos por parte del Banco Central Europeo (BCE) aminoró las pérdidas. En cuanto a la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se sitúa por encima de los 270 puntos básicos, motivada también por la incertidumbre sobre un posible rescate del vecino luso y sus efectos sobre la economía española. Sin embargo, este jueves el Tesoro Público prevé colocar ente 2.000 y 3.000 millones de euros en bonos a cinco años con cupón del 3,25% en una subasta, la primera del año.

El selectivo madrileño ha optado por creer los rumores acerca de la intervención del BCE en los mercados secundarios de los países periféricos y acompasó sus pérdidas a las del resto de plazas del Viejo Continente. El índice de Lisboa, sin embargo, parecía hacer caso omiso de la posible compra de bonos por parte del BCE y tardó algo más que el de Madrid en creer en el respaldo del instituto emisor, hasta que en los últimos minutos de negociación mitigó su retroceso desde las cercanías del 2% hasta el 1,6%.

De hecho, el CAC parisino perdió más que el PSI, en concreto -1,64%; y Fráncfort más que Madrid, -1,31%. Mientras que Londres, con -0,47%, se demostró menos sensible a la crisis de deuda soberana de los países periféricos. Los valores del sector bancario coparon los primeros puestos en el ranquin de mayores pérdidas del Ibex 35.

Bankinter se coronó farolillo rojo (-3,44%) y Santander (-2,68%). En el mercado continuo, Banesto cedió un 3,89%. Entre los pesos pesados del selectivo, los retrocesos de BBVA (-2,07%) e Iberdrola (-1,36%) también fueron superiores a los del índice, mientras que Telefónica (-0,84%) y Repsol (-0,78%) se comportaron mejor. Se salvaron de los números rojos diez valores, encabezados por Abertis (1,47%), Ebro (1,32%), OHL (1,15%) y Sacyr (1,12%).

Los diferenciales

Las dudas sobre si España será la siguiente ficha de dominó que comenzó a caer con Grecia y, más tarde, con Irlanda han elevado la prima de riesgo por encima de los 270 puntos básicos ya ha hecho olvidar el respaldo dado por China a la deuda española, hace escasamente una semana.

Por su parte, los diferenciales de la deuda de otros países de la periferia del euro registraban fuertes avances. En el caso de la prima de riesgo de los bonos portugueses, subía a 446 puntos básicos, mientras que la deuda irlandesa escalaba a 641 puntos y la de Grecia llegaba a 993 puntos básicos. Asimismo, la prima de riesgo de la deuda italiana se disparaba a 199 puntos.

A lo largo de esta semana, Grecia, Portugal, España e Italia tienen previsto acudir a los mercados en busca de financiación, lo que podría provocar un repunte de la rentabilidad exigida por los inversores ante la 'avalancha' de papel en el mercado.

Tres subastas

Durante el mes de enero el Tesoro Público realizará tres subastas. La primera de estas emisiones tendrá lugar al próximo 18 de enero, con la subasta de letras a 12 y 18 meses. Además, el veinte de enero se subastarán obligaciones a diez años y, finalmente, el próximo 25 de enero se emitirán letras a tres y seis meses.

Todas las emisiones tendrán lugar antes de que se concrete la reforma de las pensiones, el 28 de enero, con lo que habrá que esperar para ver qué efecto tiene dicha reforma sobre la confianza de los mercados. El Gobierno espera que el cambio de esta normativa y otras maniobras como la publicación también en enero de información detallada sobre la exposición de la banca española al sector inmobiliario sirvan para calmar los ánimos de los inversores.

Para el conjunto del 2011, el Tesoro público espera realizar emisiones netas por valor de 47.200 millones de euros en el año 2011, un 24% menos que en 2010, para cubrir sus necesidades financieras efectivas. Estas necesidades se corresponden con la suma del déficit del Estado para este año (44.036 millones), menos la variación de activos financieros prevista para el ejercicio (410 millones), más los 3.588 millones del pago derivado del préstamo a Grecia en 2011. Así, la ayuda a Grecia supondrá un 7,6% del total de las necesidades de financiación.

El organismo cubrirá estas necesidades con subastas de instrumentos a medio y largo plazo (bonos y obligaciones) por un valor bruto de 93.800 millones de euros (47.200 millones en neto), ya que el importe de las emisiones de letras igualará a las amortizaciones y dará como resultado una emisión neta nula de este tipo de instrumento.

Etiquetas