Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

El grupo cooperativo andaluz Covap comienza a adquirir leche aragonesa

Las primeras cisternas ya han llegado a Pozoblanco (Córdoba) y será a partir de la próxima semana cuando se generalice la recogida y se concrete el volumen de compra.

La Cooperativa andaluza ganadera del valle de los Pedroches (Covap) confirmó ayer que los ganaderos aragoneses a los que Cacaolat -filial de Nueva Rumasa- entrarán a formar parte de su cartera de proveedores.

Hasta la sociedad cooperativa situada en Pozoblanco ya han llegado las primeras cisternas cargada con la leche procedente de la cooperativa Copla de Pedrola y de algún ganadero particular. Lo explicó ayer uno de los representantes de Covap, Manuel Abellán, que matizó que será a partir de la próxima semana cuando se generalice la recogida y en Pozoblanco -localidad cordobesa donde se encuentra la cooperativa- comiencen a recibir leche procedente de las tres cooperativas (Copla de Pedrola, Alto Aragón de Binéfar y Los Amantes de Teruel) que hasta ahora suministraban a la planta de Clesa -ahora integrada en Cacaolat- que el 'holding' de la familia Ruiz Mateos tiene en la localidad zaragozana de Utebo.

«Lo que hemos recibido esta semana es lo que les quedaba, que no era mucho, porque ante su desesperación ya han hecho tratos con otros compradores y lo tenían comprometido. A partir del miércoles próximo esperamos cerrar acuerdos con más volumen», destacó Abellán.

 

Unas 35 cisternas

Covap está interesada en adquirir toda la producción disponible, ya que para la elaboración de lácteos adquiere semanalmente entre uno y dos millones de litros. Desde Aragón, «y según sondeos con los productores», explicó Abellán, podrían llegar unas 35 cisternas cargadas con 25.000 litros de leche cada una.

Abellán detalló que será el grupo andaluz el que realice la recogida en las cooperativas aragonesas. «Los productores nos preguntaron si podíamos hacernos cargo del porte, ya que estaban acostumbrados a que fueran a recoger su leche y nunca se habían preocupado por el transporte», destacó Abellán.

La cooperativa contestó afirmativamente a la petición con la única condición de que la recogida fuera en un punto concreto y con volumen suficiente para llenar una cisterna. A lo que no pueden comprometerse los responsables de la empresa andaluza es, como le pidieron algunos ganaderos particulares, a organizar una ruta para recoger el producto granja por granja. No es que no quieran comprar a productores individuales. De hecho, según destacó Abellán, «hay un ganadero al que vamos a cargarle una cisterna cada dos días porque es capaz de producir entre 12.000 y 13.000 litros diarios». Para el resto, Covap solo pide que se organicen y concentren la recogida.

Este nuevo cliente para la leche aragonesa es el resultado del trabajo realizado entre el Gobierno de Aragón y la asociación de productores (APLA) para buscar canales alternativos de comercialización tras los repetidos incumplimientos de pago por parte de Cacaolat.

Etiquetas