Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MACROECONOMÍA

Recortan medio punto la previsión de crecimiento

El Consejo de Ministros aprueba el mayor programa de ajuste de la democracia, que busca acelerar la reducción del desfase entre ingresos y gastos en las finanzas públicas.

La vicepresidenta Elena Salgado, durante su intervención de ayer por la mañana en la Cámara.
Recortan medio punto la previsión de crecimiento
EFE/ P. CAMPOS

El recorte del déficit público lastrará la reactivación. El plan extraordinario de ajuste, que ayer recibió el visto bueno del Consejo de Ministros, retrasará el repunte de la economía española, que en 2011 crecerá 0,5 puntos de PIB menos de lo previsto por el Gobierno en el último programa de estabilidad remitido a Bruselas. La actividad aumentará en 2011 un 1,3% respecto de los niveles de este año, cinco décimas menos que el 1,8% pronosticado por el Ministerio de Economía en febrero.

El Gobierno ha tenido que optar, de cara a la recuperación, entre fomentar el crecimiento económico o reducir el elevado déficit de las administraciones públicas, que en 2009 alcanzó el 11,2% del PIB. Ante ese binomio, apremiado por sus socios del euro, José Luis Rodríguez Zapatero se ha inclinado por reducir en la medida de lo posible los números rojos.

Para ello ha aprobado el mayor programa de recortes de la democracia, que busca acelerar la reducción del desfase entre ingresos y gastos en las finanzas públicas desde el 9,8% previsto en principio para 2010 hasta el 9,3%, y del 7,5% al 6% en 2011. En 2012 el déficit debería bajar hasta el 5,3% y en 2013 alcanzar el 3% que establece el pacto europeo de estabilidad y crecimiento.

Ahora, el Ejecutivo ha optado por un drástico ajuste por el lado de los gastos, que además pretende ser un mensaje claro a los mercados de su compromiso con la estabilidad del euro, en sintonía con los planes presentados por otros países. Para más adelante se reservan los ajustes por el lado de los ingresos, que según explicó el presidente -y ayer confirmaron las vicepresidentas primera y segunda- consistirán en medidas fiscales encaminadas a que quienes más tienen contribuyan al sacrificio.

El Real Decreto Ley persigue un ahorro de 5.250 millones en 2010 y otro de 10.000 millones para 2011. Incluye una reducción de salarios públicos del 5% en media en 2010 y su congelación para 2011 (que debería proporcionar 4.500 millones), la suspensión de la revalorización de las pensiones el año próximo (1.530 millones), la interrupción del régimen transitorio de la jubilación parcial (400 millones), la eliminación de la retroactividad en las prestaciones por dependencia (300 millones) y del pago único de 2.500 euros por nacimiento de hijo (el cheque-bebé, 1.250 millones) y un ambicioso ahorro en el gasto farmacéutico, mediante una reducción del precio de los medicamentos no genéricos excluidos del sistema de precios de referencia y la adecuación a los tratamientos del número de unidades dispensadas a los enfermos (1.400 millones).

El Ejecutivo plantea también un importante recorte de la inversión pública. Lo hizo mediante un acuerdo que concreta la no disponibilidad de créditos por valor de 2.425 millones de euros dentro de los Presupuestos Generales del Estado de 2010. De ellos, 2.125 millones corresponden a inversiones y 300 millones a Ayuda Oficial al Desarrollo. En 2011, el ahorro estimado en inversiones son 1.745 millones. Para ese mismo año, el Plan de Revisión del Gasto para 2011 prevé un ajuste de 1.200 millones en los pagos que realizan lComunidades y ayuntamientos.

Etiquetas