Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El FMI resalta la debilidad del sistema financiero

Para el Fondo Monetario Internacional se trata del "talón de Aquiles" de la recuperación económica.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido de que el riesgo en los mercados de los países desarrollados ha aumentado desde abril y aseguró que el sistema financiero es el "talón de Aquiles" de la recuperación económica.

El organismo indicó en su informe "Estabilidad financiera global" que el empeoramiento desde la publicación de su último estudio hace seis meses obedece, fundamentalmente, a la crisis de deuda soberana en Europa.

El FMI alabó la decidida acción de los legisladores en ese frente, que ayudó, dijo, a estabilizar los mercados crediticios y a reducir el riesgo, aunque precisó que todavía existen "incertidumbres significativas".

Destacó que en el actual contexto es imprescindible implementar reformas que aseguren la viabilidad del sistema financiero y apuntalen la incipiente recuperación.

Entre las medidas sugeridas figura, en aquellos casos que sea necesario, la recapitalización de los bancos y mayores avances en la reforma de las regulaciones en línea con las mejoras propuestas en el marco de Basilea III.

El FMI destaca en su análisis que Europa se ha convertido en el principal foco de inestabilidad y que los riesgos de la deuda soberana siguen siendo "altos".

Eso obedece, según el organismo, a que los mercados siguen preocupados por los elevados niveles de deuda pública, los riesgos planteados por los vencimientos de la deuda y la estrecha conexión entre la deuda pública y el sector bancario.

El Fondo destacó, por lo demás, que las necesidades de capital "aparentemente modestas" de los bancos estadounidenses no hacen más que poner de manifiesto el tamaño de la intervención gubernamental sin la cual las aportaciones de capital habrían tenido que ser, aseguró, significativamente más altas.

Esa situación, señala el informe del FMI, revela hasta qué medida el riesgo se ha transferido de los balances privados a los públicos.

Por lo demás, el organismo menciona en su informe que las rebajas contables en los balances bancarios entre 2007 y 2010 serán ligeramente inferiores a lo previsto en abril y alcanzarán los 2,2 billones de dólares en lugar de los 2,3 billones previstos inicialmente.

El Fondo valora como positivo el que más de tres cuartas partes de los bancos afectados ya han realizado esas rebajas y queda pendiente una cantidad "residual" de 550.000 millones de dólares.

Menos progreso y más preocupante resulta, según el FMI, el que en los próximos 24 meses la banca global afronta "inminentes presiones de financiación" ya que necesitarán refinanciar unos cuatro billones de dólares en deuda.

El organismo advirtió de que, dada la situación, los gobiernos necesitan planear "cuidadosamente" la retirada de sus programas de apoyo al sector y aconsejó reestructurar cuanto antes las entidades más débiles para que los mercados de financiación regresen a la normalidad.

Para finalizar el FMI aconsejó fortalecer los balances de deuda soberana con la puesta en marcha de medidas creíbles para adentrarse en un camino fiscal sostenible y finalizar el proceso de reforma de las regulaciones.

Etiquetas