Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA EN EE.UU.

El FBI investiga por fraude a los directivos de hipotecarias y bancos de inversión en riesgo

Altos ejecutivos de Fannie Mae, Freddie Mac, Lehman Brothers y AIG, en el punto de mira.

Las pérdidas que arrojaron al abismo a Fannie Mae, Freddie Mac, Lehman Brothers y la aseguradora American Internacional Group (AIG), podrían tener consecuencias para sus directivos. EL FBI investiga a altos cargos de estos gigantes empresariales y de otras 22 firmas por un presunto fraude hipotecario. Aunque las investigaciones aún se encuentran en una fase muy preliminar, estas pesquisas llegan mientras medio mundo mira a Washington y a su aireado 'plan rescate', con la esperanza de que surta efecto y se aleje el riesgo y el temor en los mercados.

El FBI ha iniciado unas investigaciones a gran escala que buscan posibles responsabilidades de la debacle empresarial y financiera en el seno de las principales entidades afectadas. De momento, poco se conoce de este proceso recién iniciado, pero el portavoz del FBI, Richard Kolko, avanzó que 26 firmas están siendo observadas con lupa, según informaciones de la CNN.

Las autoridades tratan de aclarar si existió fraude hipotecario en algunas gestiones privadas, especialmente porque las consecuencias de estos movimientos han trascendido a todo el sistema. No en vano, incluso el banco hongkonés Bank of East Asia, la tercera mayor entidad de crédito del país, se vio sacudido por rumores de poca estabilidad que provocaron colas multitudinarias de clientes que querían retirar sus ahorros.

Así, el FBI mira especialmente a Fannie Mae, Freddie Mac, Lehman Brothers y AIG, ya que su colapso provocó la intervención del Gobierno estadounidense y de la Reserva Federal. Ambas instituciones tratan ahora de sacar adelante un plan promocionado por el presidente, George W. Bush, y que costará a las arcas públicas 700.000 millones de dólares (más de 473.000 millones de euros).

Acción Urgente

Este plan, sin embargo, se enfrenta con la oposición de una parte significativa de los congresistas, que creen que la Administración está asumiendo demasiados riesgos para evitar un riesgo sistémico que se extiende por todo el planeta. Tanto el secretario del Tesoro, Henry Paulson, como el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, piden insistentemente a los legisladores una actuación urgente, en previsión de consecuencias aún más caras que el polémico 'plan rescate'.

La investigación del FBI se desarrolla paralela a estas conversaciones y previsiblemente no hará sino incrementar los directivos sospechosos de haber actuado con temeridad. El director de este organismo, Robert Mueller, ya informó la semana pasada de que 24 ejecutivos se encontraban bajo investigación y prometió perseguirles uno por uno si finalmente se confirmaba su implicación en el fraude hipotecario. Este proceso, según señaló, se centra en saber si alguna institución ha falsificado sus activos y analizar las decisiones tomadas por sus altos cargos.

Etiquetas