Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REUNIÓN EN BRUSELAS

El Ecofin ultima los detalles del fondo de estabilización del euro

Merkel y Sarkozy, tras hablar con Obama, "en sintonía sobre las medidas a tomar", que pasan por usar como garantía para captar capitales la reserva disponible del presupuesto comunitario.

El Ecofin ultima los detalles del fondo de estabilización del euro
El Ecofin ultima los detalles del fondo de estabilización del euro

Los ministros de Finanzas de la UE trabajaban anoche contra reloj en el diseño de un mecanismo, dotado de 600.000 millones de euros, que permitirá a la Comisión europea auxiliar a los Estados miembros de la moneda única que sufran ataques especulativos en los mercados financieros. El mecanismo, según diversas fuentes, se articularía en torno al instrumento que la Comisión europea utiliza actualmente para apoyar a las balanzas de pagos de los países que no forman parte de la Eurozona, cuya capacidad financiera se vería acrecentada hasta 60.000 millones.

La capacidad de Comisión de recabar financiación en los mercados sobre la base de esos recursos sería hasta diez veces mayor. La Comisión utilizaría, como garantías para la captación de capitales, las partidas del presupuesto comunitario no utilizadas.

Este esquema figura en la propuesta que la Comisión puso este domingo sobre la mesa del Consejo, después de haber trabajado todo el fin de semana en ella a demandas de la cumbre del Eurogrupo del viernes. Bruselas, sin embargo, quería ir más lejos, e implicar a los Estados de la UE como avalistas de los empréstitos que pudieran negociarse para subvenir a las necesidades de los Estados bajo ataques especulativos.

Posturas diversas

Al cierre de esta edición no había acuerdo sobre este último extremo. El Reino Unido precisó de antemano que no participará en esos avales, según anunció la delegación británica al Consejo. Suecia, que tampoco forma parte del euro, dijo no haber cerrado su posición y la vicepresidenta española, Elena Salgado, manifestó a su entrada al Consejo que, de llegar a estar disponible el mecanismo comunitario de ayudas financieras, España no hará uso de él.

Los ministros actuaban ayer bajo la fuerte presión ejercida por el Eurogrupo, que se vio además acrecentada a raíz de sendas conversaciones telefónicas que mantuvieron por separado la canciller Merkel y Nicolas Sarkozy con el presidente Obama, a lo largo de la jornada.

El presidente norteamericano, según diversas fuentes, encareció a ambos líderes la adopción de medidas enérgicas para sustraer a los países del euro de la especulación financiera de la que algunos de ellos, como España, ha sido objeto estos últimos días. Un comunicado emitido por el Eliseo a últimas horas de la tarde anunciaba una plena sintonía de Merkel y Sarkozy sobre las medidas a tomar.

El Ecofin, no obstante, se resistía a otorgar el endoso a estos planes que son, primero, muy novedosos y que, segundo, se están elaborando en caliente, bajo presiones políticas y económicas enormes. La determinación del Consejo por cerrar el acuerdo era grande. Elena Salgado manifestó la voluntad de los presentes por "defender el euro. Tenemos que dar más estabilidad a nuestra divisa y haremos lo que sea preciso para conseguirlo", dijo. "Tenemos que tomar decisiones que restauren la estabilidad del euro", coincidió la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

Alemania dio una señal de la gravedad de la situación al enviar al ministro del Interior, Thomas de Maizière, a Bruselas, para reemplazar a su responsable de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quien se encontró repentinamente enfermo.

"Necesitamos avanzar porque no podremos enfrentar una decepción de los mercados cuando abran", advirtió el ministro de Finanzas sueco, Anders Borg.

Etiquetas