Economía
Suscríbete

CUENTAS PÚBLICAS

El déficit estatal baja gracias a la austeridad y se sitúa en el 2,8% del PIB

Según los datos de la Ejecución Presupuestaria presentados este martes, el déficit del Estado sumó 30.867 millones de euros hasta agosto, 4.008 millones menos que hace un año, gracias en buena parte a la reducción del gasto público.

El Gobierno ve "correcta" la reducción del déficit del Estado en los ocho primeros meses del año, que ha caído un 11,5 % hasta representar el 2,8 % del PIB gracias en buena parte a la contención del gasto público.

A pesar de este dato, el Ejecutivo ha apremiado a las autonomías a adoptar todas las medidas que hagan falta en los próximos tres meses para cumplir con sus objetivos de consolidación, ya que no deben interpretar la buena marcha del déficit estatal como un "colchón" que cubra sus posibles desviaciones.

Según los datos de la Ejecución Presupuestaria presentados este martes, el déficit del Estado sumó 30.867 millones de euros hasta agosto, 4.008 millones menos que hace un año, gracias en buena parte a la reducción del gasto público.

Los recursos no financieros hasta agosto sumaron 68.324 millones, lo que supuso una reducción del 16,4 % respecto al mismo período del año anterior, mientras que los gastos alcanzaron los 99.191 millones y cayeron el 14,9 %.

El secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López Carbajo, ha asegurado que los datos de déficit "avalan" el proceso de consolidación fiscal previsto por el Ejecutivo para cumplir con el objetivo de déficit del 6 % marcado este año para el conjunto de las Administraciones Públicas.

Sin embargo, ha advertido de que los próximos tres meses son "muy importantes" y todas las comunidades autónomas deben ser responsables y realizar el esfuerzo necesario para cumplir con sus programas de consolidación.

Ha puntualizado que el objetivo de déficit del 1,3 % para las comunidades autónomas es "indiscutible" y la responsabilidad de alcanzarlo es "compartida", al tiempo que ha valorado las medidas "contundentes" que algunas comunidades, como Cataluña, han puesto en marcha para cuadrar sus cuentas.

En términos de caja (que anota los ingresos y pagos realizados en el momento en que se hacen efectivos), el Estado ha presentado un desequilibrio de 33.682 millones de euros, "sensiblemente inferior" al saldo negativo de 37.054 millones registrado en los ocho primeros meses del año.

Los ingresos no financieros totales acumulados hasta agosto han ascendido a 112.872 millones de euros y los procedentes por impuestos han sumado 103.842 millones, lo que ha supuesto un aumento del 2,1 % y han representado el 92 % del total.

Dentro de ellos, la recaudación por impuestos directos se ha elevado a 56.968 millones de euros, un 2,9 % más que en 2010, mientras que los indirectos han crecido el 1,1 %.

El IRPF ha acumulado una recaudación de 44.079 millones de euros y aumentado el 4,3 %, mientras que el Impuesto de Sociedades ha registrado una nueva caída, en este caso del 5,8 %, hasta los 10.016 millones de euros.

Este dato está condicionado por el distinto calendario de vencimiento de las retenciones de deuda pública, sin cuyo efecto el descenso sería aún mayor, del 14,4 %, ha detallado López Carbajo.

Respecto a los impuestos indirectos, el IVA ha generado 32.302 millones de euros hasta agosto, un 3,3 % más que hace un año, aunque el secretario de Estado confía en que esta cifra mejore en los próximos meses ya que -ha explicado- el dato hasta agosto no es comparable al del año pasado porque en julio de 2010 entró en vigor la subida de los tipos y agosto fue entonces un mes más afectado.

Por otra parte, los impuestos especiales han recaudado 12.705 millones de euros, un 3,9 % menos.

En este sentido, López Carbajo no descarta que a finales de año se produzca una "pequeña desviación" en esta recaudación si no se recupera el consumo y la recaudación proveniente de hidrocarburos y tabaco sigue bajando.

Y es que el impuesto sobre las labores del tabaco ha caído el 1,5 % afectado por la Ley de Medidas contra el Tabaquismo, y el de los hidrocarburos ha bajado el 6,3 % debido a la evolución de precios energéticos.

El Gobierno confía en conseguir un déficit no mayor del 6 % del PIB en 2011, para lo cual el estatal debe ser del 4,8 %, el autonómico de 1,3 %, el de los ayuntamientos del 0,3 %, mientras que la Seguridad deberá tener un superávit del 0,4 %.

Sobre este último parámetro, el superávit de la Seguridad Social ha caído hasta agosto el 38,8 % hasta 4.575 millones, que representan el 0,42 % del PIB.

Etiquetas