Despliega el menú
Economía

CRISIS FINANCIERA

El Congreso da luz verde al FROB

Con 313 votos a favor y 23 en contra, el Congreso de los diputados ha aprobado el Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria.

El Congreso ha convalidado, gracias al apoyo del Partido Popular, el real decreto-ley por el que se regula la reordenación del sistema financiero y se aprueba la creación del Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El apoyo de los diputados del principal partido de la oposición, unido a los del grupo socialista, en total, 313 votos, ha hecho posible posible que el real decreto-ley saliera adelante, ya que ha compensado los 23 contrarios del resto de formaciones políticas.

Entre ellas, todas las fuerzas nacionalistas, Convergència i Unió, el Partido Nacionalista Vasco, Esquerra Republicana de Catalunya y el Bloque Nacionalista Galego solicitaron su tramitación como proyecto de ley.

A pesar de que la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, había pedido el apoyo de todos los grupos políticos en el Pleno extraordinario del Congreso, sólo ha conseguido el anunciado horas antes por el Partido Popular.

Un respaldo que desde la formación que preside Mariano Rajoy han insistido era "necesario" por la recesión económica y sus efectos sobre el sistema financiero, así como para ayudar a que el crédito vuelva a llegar a familias y empresas.

No obstante, el PP ha matizado que su apoyo es "crítico" porque ellos seguirán demandando una modificación de la Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros, con el fin de despolitizar estas entidades, una postura que también defendió Rosa Díez como portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), quien sin embargo ha votado en contra.

El resto de grupos, fundamentalmente los nacionalistas, ha rechazado el decreto-ley con el argumento de que se pasa "por el forro" las competencias autonómicas al dar al Banco de España la última palabra sobre fusiones de entidades.

Desde CiU han criticado con dureza que la aprobación cree un mecanismo que "reduce, se apodera, quita y hurta" las competencias de la Generalitat sobre las cajas de ahorros de su región, al tiempo que precisaron que nunca han sido contrarios a uniones con entidades de otras regiones.

En la misma línea el PNV, ERC y el BNG han rechazado la convalidación del decreto-ley.

La formación vasca ha recordado que su Estatuto, al igual que el de Cataluña, señala que el País Vasco tiene competencias autonómicas en materia de cajas de ahorros y cuestionó el gran volumen de endeudamiento, hasta 90.000 millones de euros, en el que puede incurrir el FROB.

ERC también ha justificado el "celo" de las comunidades autónomas en cuanto a su veto en las fusiones porque el decreto-ley, cree, otorga todo el poder al Ministerio de Economía y al Banco de España.

Este organismo, que fue puesto en entredicho por todas las formaciones políticas nacionalistas, sólo propiciará, según el partido independentista catalán, la privatización de las cajas de ahorros.

Un proceso, que desde Izquierda Unida-ICV se enmarcará en la política "neoliberal" que, a su juicio, caracteriza al supervisor español y que supondrá la concentración de las cajas para crear grandes grupos en los que desaparecerán las peculiaridades de estas entidades.

Etiquetas