Despliega el menú
Economía
Suscríbete

tras debatir cerca de 200 enmiendas

El Congreso aprobará la reforma laboral

La norma, con la que el Gobierno quiere impulsar la creación de empleo, será enviada posteriormente al Senado.

Manifestación convocada en Zaragoza por los sindicatos UGT y CC. OO. contra la reforma laboral.
El Congreso aprobará la reforma laboral
HERALDO

La semana que comienza va a ser intensa en el área laboral. La Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados aprueba la reforma laboral del Gobierno, cuyo texto enmendado enviará al Senado para que introduzca las modificaciones que considere oportunas.

Entre mañana y el jueves, la Comisión debatirá y aprobará las enmiendas que los diferentes grupos han presentado al proyecto de ley de reforma laboral del Ejecutivo. El dictamen que apruebe la Comisión pasará directamente al Senado, y solo volverá al pleno del Congreso de los Diputados si la Cámara Alta introduce alguna modificación al texto.

En ese caso, el Congreso decidirá si las ratifica o rechaza y, posteriormente, la ley será publicada en el Boletín Oficial del Estado para su entrada en vigor.

En enmiendas y modificaciones

El PP ha presentado 71 enmiendas y tienen como objetivos principales ampliar a 4 años la duración del contrato por obra, aumentar las materias que se pueden dejar sin efecto en los convenios y que no se puedan convocar huelgas o conflictos colectivos cuando se está revisando un convenio para su renovación. Además, los populares exigen la supresión de que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) abone 8 días de las indemnizaciones por despido de los nuevos contratos indefinidos.

El PSOE ha presentado 14 enmiendas en las que, contrariamente a lo que se esperaba, no clarifican las causas del despido objetivo. A lo que sí han registrado una modificación es a que los autónomos cobren una prestación no contributiva de 425 euros durante seis meses y a que tengan que pasar 18 meses para que un emprendedor pueda recibir de nuevo la cobertura contributiva por cese de actividad.

Las enmiendas de CiU son 53 y se dirigen a que los trabajadores pueden deducirse en su declaración de la renta el 50% de los gastos en formación y a que se reduzca de tres meses -como figura en la norma- a uno el plazo que hay que estar en paro para beneficiarse de un contrato de fomento de empleo estable.

Respecto al despido objetivo CiU considera que las causas se deberían pactar en la negociación colectiva. Sobre este punto, el PNV, con 26 enmiendas, indica que una empresa podrá acogerse al despido objetivo cuando de su evolución económica "resulten o puedan resultar pérdidas actuales o previsibles en un futuro próximo".

IU-ICV, con 54 enmiendas, proponen que las pérdidas alegadas sean en los tres últimos ejercicios económicos, que se recupere la causalidad para los contratos temporales y que se eleve su indemnización a 20 días -frente a los 12 de la reforma-. Coalición Canaria (CC) plantea que el despido objetivo pueda llevarse a cabo cuando una empresa, en su último ejercicio, tenga pérdidas superiores al 10% de los costes de personal de ese mismo año, incluyendo las cargas sociales. Además de la reforma laboral, esta semana tiene otro foco informativo: la patronal CEOE y los sindicatos CC. OO. y UGT inician el miércoles las conversaciones para reformar la negociación colectiva, con la intención de adaptarla a las necesidades de los trabajadores, las empresas y los sectores productivos.

En el 'Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2010, 2011 y 2012', que empresarios y sindicatos firmaron el 9 de febrero de 2010, se comprometían a, en un plazo de seis meses, negociar dicha reforma.

Aunque ese plazo acaba el próximo 9 de agosto, los empresarios y los sindicatos no se han reunido hasta ahora. Por lo tanto, la del miércoles será la primera vez que empezarán a tratar en profundidad el tema.

La principal razón por la que no se han sentado a la mesa de negociación es porque siguen atentamente la tramitación parlamentaria de la reforma laboral del Gobierno.

Etiquetas