Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REPORTAJE

El congelado que va de Plaza a toda España

Sabeco ha cambiado su almacén de producto congelado de Mercazaragoza, que se le quedaba pequeño, por unas instalaciones más grandes en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), alquiladas a Teletransporte Aragón, que ha realizado una inversión de seis millones.

Un trabajador prepara un palé en las cámaras del centro logístico que Sabeco tiene en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza).
El congelado que va de Plaza a toda España
ESTHER CASAS

Apostar por una sección emergente, la del congelado, cuya venta está creciendo en las tiendas, es el motivo por el que Sabeco ha decidido centralizar en Plaza toda la logística de reparto de este tipo de producto. Desde las nuevas instalaciones, en funcionamiento desde el 19 de abril, parten a diario unas 7.000 cajas de congelado dirigidas a los 129 puntos de venta de la marca Simply repartidos por toda España.

"El almacén de congelado que teníamos en Mercazaragoza se nos quedaba pequeño y quisimos con este traslado mejorar la cadena de suministro. Ahora disponemos de 2.200 metros cuadrados para organizar los envíos, de los que 1.700 son de frío negativo, es decir, cámaras a -23 grados, y el resto son de antecámara refrigerada, de cero a cuatro grados, para que el producto no sufra ningún deterioro en la cadena de frío", explica Antonio Rueda, director de Logística de Sabeco.

Con el traslado, la actividad ha crecido un 40%, según Rueda. "Por la mañana recibimos el producto de los distintos proveedores y por la tarde, lo preparamos para que la expedición hacia las tiendas salga a última hora". Un sistema informático de radio frecuencia, Sislog, que da en tiempo real la vida del almacén, les permite preparar por voz los envíos. Aumenta así la productividad ya que deja al preparador las manos libres para manipular un producto como el congelado, no fácil de manejar, porque requiere ir perfectamente abrigado con guantes y ropa especial contra el frío industrial. "El 'picking' por voz estaba en toda la compañía y ahora lo hemos aplicado también al congelado", recuerda el director de ogística. Así que, provistos de auriculares y prendas para soportar el frío intenso, 17 trabajadores -12 fijos y cinco temporales- peinan el almacén varias veces al día, desde las 6.00 horas a las 14.00 y de las 14.00 a las 22.00, ininterrumpidamente, para atender los pedidos.

Ahora, con la campaña de los helados, importantísima igual que la del langostino en Navidad, vienen días de mucho trabajo. "Normalmente se manejan unas 490 referencias de producto, desde patatas congeladas que nos llegan de Holanda a comida preparada o precocinados de distintas marcas, aunque este número oscila hacia arriba o hacia abajo dependiendo de la campaña", añade Domingo Gómez, responsable de la explotación de congelado en la firma francesa.

Centralizar todo el surtido

La agilidad en organizar los envíos, el no perder un ápice de frío en el proceso de recepción y entrega del producto, y la última tecnología en cámaras y motores de congelado son las características de este nuevo centro logístico de Sabeco. "Hasta los camiones, que van a las tiendas, están equipados con termógrafos digitales que aseguran el cumplimiento de la cadena de frío hasta el punto de venta", destaca Javier Hernández, director de Teletransporte Aragón, proveedor de Sabeco desde hace 20 años, que ha realizado la inversión necesaria de seis millones de euros para adecuar las instalaciones a los requerimientos de Sabeco, que ahora las disfruta en régimen de alquiler. "Hemos aprovechado para centralizar en Plaza bastante surtido que hasta ahora el proveedor entregaba en el punto de venta. Ahora todo el congelado está aquí y eso nos permite unificar las entregas y garantizar que la tienda tiene todos los días el producto que necesita para la venta", apunta Rueda.

Además de este centro, Sabeco mantiene en Mercazaragoza su plataforma de producto fresco, unidad cárnica y pescado fresco, así como otro dos almacenes de Producto de Gran Consumo (PGC) y bazar, hogar y textil en Villanueva. Cuenta también, ya fuera de Zaragoza, con otras dos plataformas: una en Miranda de Ebro, donde opera PGC, producto fresco y pescado fresco; otra en Alacalá de Henares, y una tercera en Mercamadrid, además de otras plataformas intermedias en Bilbao, Vitoria, Burgos, Logroño y Barcelona, que se usan para llegar mejor a las tiendas urbanas, pasando el producto de los 'trailers' a camiones más pequeños, que garantizan el suministro a las tiendas del centro de las ciudades

Etiquetas