Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AEROLÍNEAS

El comité de empresa de Futura aconseja a los trabajadores que se preparen para cierre

El comité de empresa de la compañía aérea Futura, que suspendió sus vuelos el lunes y ha presentado una solicitud de concurso de acreedores, ha aconsejado a sus trabajadores que se preparen para el cierre de la empresa, cuya dirección no ha presentado ningún plan de viabilidad.

El comité ha hecho esta advertencia tras la reunión que ha mantenido en Palma con la dirección de Futura, en la que la compañía no ha presentado ningún avance del plan de viabilidad que el Ministerio de Fomento le ha pedido que le envíe antes del sábado.

El delegado de CCOO en el comité, Alejandro Juárez, ha lanzado ese consejo a un grupo de unos veinte trabajadores que esta tarde se ha concentrado frente a la sede de Futura en Palma.

Juárez ha afirmado ante sus compañeros, quienes han recibido la noticia llorando en la calle, que la dirección no ha presentado al comité de empresa el plan de viabilidad que el Ministerio de Fomento le ha reclamado, por lo que ha concluido: "Debemos suponer que Aviación Civil puede retirarnos la licencia. La dirección asume que sea así". "Este es el primer paso para afrontar la liquidación de Futura", ha asegurado.

Manuel Pedro López, representante del sindicato de pilotos SEPLA en Futura, ha declarado: "Esto es el cierre de la empresa. Estamos en bancarrota".

El delegado de CCOO ha indicado que, "previendo que si se retira la licencia por parte de Aviación Civil" y hay un eventual "cese" de la actividad de la empresa, al menos durante unos meses, el comité ha pedido a Futura garantías de que los 1.211 trabajadores de la empresa puedan percibir el salario a finales de este mes.

Sin embargo, la dirección "no ha dado ninguna garantía" de que las nóminas se puedan pagar, según Juárez. El representante sindical ha afirmado que, en Futura, "lo que está pasando no es normal" porque "ha habido un problema de caja".

"Va a haber responsabilidades", ha asegurado Juárez, quien ha explicado: "Aquí se nos ha dicho que es un problema de caja, no es un problema de ingresos. Aquí lo que ocurre es que hay unos costes exagerados".

Juárez ha informado de que "se ha vaciado la caja dos veces: cuando Aer Lingus vendió la empresa en 2002, y hace 10 meses, cuando ha vendido la empresa a los actuales propietarios".

El dirigente sindical ha señalado que Futura operaba con 32 aviones -de los que 14 son de su propiedad y el resto de la empresa americana Gecas-, y ahora la situación "es un cristo". "Se están reclamando por parte de los propietarios. Unos se van, otros no. Prácticamente, la totalidad (de los aviones) se está devolviendo", ha continuado.

Tras esa reunión, la dirección de Futura y el comité han participado en una asamblea con unos doscientos trabajadores, en la que la empresa tampoco ha presentado planes de viabilidad, según Juárez.

Antes del inicio de esa asamblea, Iyabo Carbó, fundadora de la empresa y actual directora de desarrollo corporativo y relaciones externas ha anunciado que Futura tiene previsto reunirse mañana con la aerolínea turca Pegasus para tratar sobre su venta, aunque ha reconocido que ante la situación de la compañía "sólo queda rezar".

Carbó ha indicado que Futura atraviesa "un momento crítico", una "situación muy difícil", y que la dirección de la compañía "está haciendo lo posible y lo imposible para sacarla adelante".

Posteriormente, el delegado de CCOO ha dudado de que esa reunión vaya a celebrarse y de que la citada compañía esté realmente interesada en la compra de Futura.

El Govern balear, por su parte, ha informado hoy de que ha iniciado gestiones ante el comisario europeo de Transportes para conocer la posibilidad de que se conceda un "préstamo" de fondos a Futura para salir de la crisis, dado que los bancos le "han cerrado los grifos".

El presidente de Baleares, Francesc Antich, tiene previsto reunirse, por separado, con la dirección de Futura y el comité de empresa para abordar la crítica situación de la compañía.

La presidenta del PP balear, Rosa Estaràs, por su parte, ha pedido al Govern que solicite a Aviación Civil un "plan de medidas especiales" para Baleares que garantice "la conectividad, los precios y las frecuencias" de transporte aéreo con las islas, ante la crisis que padece el sector aeronáutico, que afecta a las empresas Futura y Spanair, ambas con sede en Palma.

Etiquetas