Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Tercer Milenio

FINANZAS

El BBVA carga contra las cajas ayudadas que avivan la guerra de depósitos

El banco ganó 3.668 millones de euros hasta septiembre, un 12% menos que un año antes.

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, lo tiene claro: "Que cada palo aguante su vela". Un mensaje dirigido a aquellas cajas que, habiendo recibido fondos públicos para su saneamiento, aún no han concluido su reordenación y, en algunos casos, se embarcan en campañas "que generan pérdidas". Todo un misil a algunas entidades ayudadas que en los últimos meses han echado gasolina al fuego de la 'guerra de depósitos'.

Cano tiene claro que la reestructuración iniciada con las fusiones y alianzas debe concluir, mediante recortes de personal y oficinas, antes de fin de año para que "todos juguemos en el mismo terreno de juego y en igualdad de condiciones". Para el ejecutivo, el dinero de los contribuyentes tiene que servir para "proteger al máximo la cuenta de resultados" y no para otra cosa. Cano reconoció que BBVA ha terminado por entrar también en esa pelea del pasivo aunque, matizó, "se ha ahorrado un año y medio de depresión", y lo ha hecho por amparar y dar cobertura a sus clientes. A pesar de la crítica, Cano mostró su confianza en que el proceso de complete rápido.

Resultados

La entidad ganó 3.668 millones de euros hasta septiembre, un 12% menos que en 2009, tras provisionar como dotaciones genéricas los 233 millones de plusvalías por la venta y posterior alquiler de algunas de sus oficinas y como específicas por la nueva circular del Banco otros 198 millones, de los que 80 van contra la cuenta de resultados. El BBVA aseguró que que la reestructuración de las cajas de ahorros no va "tan rápido" como le gustaría, la misma apreciación que hizo el martes el presidente del Banco Santander, Emilio Botín.

Etiquetas