Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FINANZAS

El BE pide a la banca que revele sus necesidades

Fernández Ordóñez reclama mensajes unívocos a políticos y agentes sociales para no despistar a los mercados.

Fernández Ordóñez, ayer en la convención anual de la Asociación de Mercados Financieros.
El BE pide a la banca que revele sus necesidades
J.J. GUILLéN/EFE

El Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dio ayer una nueva vuelta de tuerca en su demanda de "transparencia" al sistema financiero nacional en pro de trasladar a los mercados calma y una imagen más fiel del balance y la realidad de bancos y cajas. Unos mercados, dijo el regulador, que son al fin y al cabo personas, que reaccionan como tales y de los que siempre se puede aprender.

Fernández Ordóñez desveló que, en ese permanente esfuerzo por "desnudar" el negocio, las entidades deberán también poner negro sobre blanco a partir del primer trimestre del próximo año sus necesidades de financiación, así como y las estrategias a corto, medio y largo plazo que hayan trazado para afrontar sus vencimientos.

El regulador dio además un tirón de orejas a los mandatarios europeos, nacionales y regionales, a los que pidió unidad en los mensajes para no despistar a los inversores. Y es que, según Fernández Ordóñez, esa descoordinación (tanto en la Unión Europea como en España) tiene también su parte de culpa en la reciente crisis de deuda y bursátil. En términos nacionales, el gobernador explicó que los mercados "no siempre distinguen con claridad entre los Ejecutivos central y regionales; "nos ven desde lejos y lo que ven es España".

Más transparentes que nadie

Durante un encuentro organizado por la Asociación de Mercados Financieros, Fernández Ordóñez hizo un repaso de las "enseñanzas" que España ha de sacar de la crisis y de sus sucesivos episodios. Sobre todo, de los ataques a la deuda soberana. El resumen, una vez más, es la imperiosa necesidad de ser más transparentes que nadie.

"Los mercados (no siempre infalibles, reconoce el gobernador) son capaces de identificar problemas estructurales y de darnos orientaciones de política económica; son consejos que van a nuestro favor y que merece la pena seguir", afirmó. Para, a continuación, recordar que tras esa expresión tan difusa hay, en realidad, inversores que, como el resto de las personas, "olvidan".

A su juicio, criticar los ataques cuando estén más o menos justificados no lleva a ningún lado, y no deja de ser tan rentable como una pataleta: "critica su ignorancia sirve de poco en términos prácticos".

Por eso Fernández Ordóñez repasó, en un claro mensaje a los 'tiburones', todas las nuevas exigencias que bancos y cajas habrán de hacer frente a partir del primer trimestre de 2011.

Entre estas, los calendarios y la estrategia de financiación o refinanciación de su actividad. Un ejercicio de sinceridad contable que haga más previsible y, por tanto, más digna de confianza su actividad. Así, se establece la obligación -como tienen los Estados- de aclarar qué emisiones tienen previstas, cuáles deben afrontar y cuándo, y cómo harán frente a esos pagos.

De la misma manera, recordó el gobernador, el sistema deberá ofrecer cada tres meses su exposición al sector promotor y constructor, desglosando los porcentajes de créditos de dudoso cobro y las garantías para hacerles frente, así como un exhaustivo detalle de la cartera hipotecaria a particulares, con especial detalle del denominado 'loan to value' o, lo que es lo mismo, el porcentaje de préstamo cubierto con el valor del bien hipotecado.

Percepción equivocada

"Hay que hacer todo esto porque cuando la percepción de la realidad es mucho peor que la realidad misma, la mejor reacción posible es explicarla con todo detalle", sentenció.

Fernández Ordóñez volvió a defender la solvencia de la banca nacional y subrayó que "si fuera preciso, hay fondos de sobra para atender las necesidades de recapitalización" a bancos y cajas. Sin embargo, el gobernador del Banco de España matizó que "es absurdo inyectar recursos si no es necesario".

Etiquetas