Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REFORMA LABORAL

El Banco de España ve «imprescindible» que continue la moderación salarial

El pasado año la revalorización de los sueldos se situó en el 1%.El instituto emisor estima un retroceso del 0,1% del PIB en 2010, una caída inferior en dos décimas a la prevista por el Gobierno.

El Banco de España considera que es «imprescindible» que en los próximos trimestres siga la moderación salarial iniciada en 2010 y que se ha traducido en una revalorización de los sueldos de entorno al 1% el pasado ejercicio.

Según el último boletín del supervisor, conocido ayer, la contención lograda durante 2010 se debió principalmente al recorte de los salarios de los empleados públicos que aprobó el Gobierno en el mes de junio. Esa disminución se tradujo, según las estimaciones del Banco de España, en una caída del 2% entre esos empleados, frente al 6% de media que subieron en los tres años anteriores los salarios de los funcionarios.

La bajada de los sueldos de los empleados públicos ha permitido que, en el conjunto del 2010, el incremento de la remuneración por asalariado en el conjunto de España se sitúe próxima al 1%, frente al 4% que crecieron los costes laborales en 2009, indica el Banco de España. Ese 1% de revalorización está dentro de lo acordado por los empresarios y sindicatos en su acuerdo de negociación colectiva para 2010-2012.

Por ello, el supervisor defiende que en el proceso de negociación colectiva que se está iniciando se siga apostando por la contención de los salarios. Al respecto, destaca que la actual subida de precios de los últimos meses es «temporal».

Mejor de lo esperado

También en su informe trimestral de coyuntura, el Banco de España adelanta que la economía española recobró algo de fuelle en los meses finales de 2010 gracias al impulso que ha tomado el sector exterior, con significativo avance de las exportaciones y relativa mejora del turismo. El Producto Interior Bruto aumentó dos décimas en el cuarto trimestre respecto al tercero, después del estancamiento sufrido en verano como consecuencia de la subida del IVA, del ajuste de sueldos públicos, del recorte de inversiones y subvenciones y del repunte de la desconfianza de los consumidores que hizo mella en el consumo doméstico.

Los técnicos del Banco de España calculan para el pasado ejercicio un descenso interanual de la economía del 0,1%, inferior en dos décimas al que inicialmente presupuestó el Ejecutivo y un poco mejor, incluso, que las estimaciones de los más optimistas servicios de estudios. El instituto emisor invita, no obstante, a la cautela, al recordar que «el tímido avance de la producción no está siendo suficiente para generar empleo neto». Ya van diez trimestres consecutivos de contracción del mercado de trabajo y el retroceso fue del 2,3%. Para luchar contra el paro insiste en dos recetas: perseverar en la competitividad de las exportaciones y prolongar las pautas de moderación salarial en los próximos trimestres.

El Gobierno ya contaba con una mejora, y así lo dio a entender ayer el vicepresidente primero y ministro portavoz, Alfredo Pérez Rubalcaba cuando celebró las «atinadas previsiones» del Ejecutivo por la importancia que tiene ese acierto a la hora de dar confianza a los mercados internacionales. Admitió, no obstante, que el dato de cierre del año «no es para tirar cohetes».

El informe destaca que en el año 2010 se suavizaron los impactos de la recesión económica, pero no lo suficiente para consolidar el repunte de la actividad porque, entre otras cosas, se empezaron a sentir los efectos del ajuste público. Tanto el consumo de los hogares como la inversión empresarial mejoraron respecto a los niveles de práctico hundimiento que se habían registrado en el ejercicio anterior. Pero se sacrificó el gasto de las administraciones.

Pero el instituto emisor recuerda que el débil avance de la actividad en España contrasta con el tirón de otros países de la zona euro, lo que pone de manifiesto tanto el mayor alcance de la crisis en nuestro país, y el impacto causado por el proceso de ajuste.

Etiquetas