Despliega el menú
Economía

MERCADO LABORAL

Del pleno empleo al 12% de paro

La radiografía del mercado de trabajo de Aragón no resulta alentadora. Y eso que los dos últimos trimestres los datos han mejorado. En poco más de un año se ha pasado del pleno empleo a los 79.400 parados.

En la fotografía del mercado laboral en Aragón aparece, al menos en el mes de septiembre, un menor número de desempleados. Concretamente 6.200. No es un consuelo, pero al menos da un respiro. Y el alivio ya ha sumado seis meses.

 

A pesar de todo, el panorama no resulta nada alentador. Las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) todavía calientes -el Instituto Nacional de Estadística las publicó hace apenas dos días- han reducido de 85.600 a 79.400 el número de parados de la comunidad aragonesa. Un absoluto que sitúa la tasa de desempleo en nada menos que el 12,02%, ligeramente menor que la del trimestre anterior -13%-, pero muy alejada de aquellos porcentajes que no hace mucho -apenas poco más de un año- hacían sacar pecho a Aragón para presumir de ser una de las comunidades más 'empleadoras', donde existía lo que en el argot se conoce como pleno empleo 'técnico'. Eso sí, es seis puntos menor que la media nacional, que se sitúa en el 17,9% y con ella Aragón vuelve a escalar posiciones entre las comunidades con menor paro hasta colocarse en el cuarto lugar.

 

¿Y quienes son ahora los parados aragoneses? Si la fotografía se mira atendiendo al sexo se descubre que en la comunidad el desempleo no hace muchas distinciones. Hay 43.800 parados varones, lo que supone el 11,8% de la población activa masculina -372.500-. El porcentaje no se aleja mucho del que sufre el colectivo femenino. Un total de 35.500 mujeres aragoneses no tienen empleo. O lo que es lo mismo, el 12,3% de la población activa que conforma este colectivo. Claro que si se mira detenidamente la imagen, hay algunos matices. La población activa ha tenido un comportamiento contrario en ambos sexos. Ha disminuido en 3.100 personas en el colectivo masculino, mientras que han sido 5.300 mujeres más las que se han incorporado al mercado laboral lo que significa que a pesar de que empleo en Aragón aumentó en 8.500 personas respecto al segundo trimestre del año -3.700 hombres y 4.800 mujeres- este 'beneficio' para las féminas ha quedado diluido puesto que el paro masculino descendió entre julio, agosto y septiembre en 6.800 personas mientras que 500 mujeres entraban a formar parte de los números de paro. Así, la tasa de paro femenino vuelve a superar la de los hombres, después de tres trimestres en los que se rompió esta desigualdad histórica.

 

Del andamio o de la cadena

Del andamio o de la cadena de producción. Desde esos puestos de trabajo han llegado al desempleo la gran parte de los trabajadores que han perdido sus empleos. Y es que la crisis, que es a quien se deben los más importantes trazos de esta radiografía, impactó con tal contundencia en la construcción y la industria -al igual que sucede en el conjunto de España- que su situación continúa siendo preocupante.

 

Del total de parados aragoneses, 9.400 lo son en el sector de la construcción y 12.500 en la industria. Sus tasas de desempleo alcanzan respectivamente 13,95% y el 10,44%. Más alarmante resulta la comparación con el mismo periodo del año anterior. Desde septiembre de 2008 hasta ahora la población parada en industria ha aumentado nada que un 166%.

 

El sector servicios también ha sentido el zarpazo de la recesión. En valores absolutos son muchos más los parados en Aragón, un total de 30.800, pero su tasa se aleja -para bien- de los porcentajes de construcción e industria y se sitúa en el 7,42%. Hay un motivo. Su población activa es mucho más numerosa: 415.000 personas, frente a las 119.700 de la industria y las 67.400 de la construcción.

 

Si la fotografía se enfoca a Zaragoza, Teruel o Huesca se observan matices. Zaragoza aglutina a 60.500 parados de los que 23.000 son del sector servicios, 10.300 de la industria y 7.300 de construcción, aunque es este último el que lidera la tasa de paro con un 14,9%.

 

En Huesca se contabilizan 11.900 parados y aunque las tasas de desempleo por sectores no difieren excesivamente, se coloca a la cabeza la de servicios con un 9,1%. Teruel, donde viven 7.000 de los parados aragoneses, la mayor tasa de paro -13,6%- se sitúa en la construcción, con mucha ventaja respecto a otros sectores.

Etiquetas