Despliega el menú
Economía

CRISIS

Corbacho prevé la recuperación económica a partir del segundo semestre de 2009

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha pronosticado que la recuperación de la economía española comenzará a partir del segundo semestre del año próximo. Corbacho tomó parte en una jornada de trabajo sobre la prevención de los riesgos laborales, organizada por la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, en la que intervinieron, entre otros, destacados representantes sindicales, de las organizaciones patronales y reconocidos empresarios.

En declaraciones previas a los periodistas, el ministro insistió en que hay que aprovechar este momento de "desaceleración profunda" para definir "medidas de choque" y "cambios estructurales" que permitan a España iniciar una nueva etapa de desarrollo a partir de un nuevo "patrón de crecimiento", que no sea tan dependiente de la construcción como en el pasado.

Corbacho no quiso concretar cuáles pueden ser esas "medidas de choque", pero sí apuntó las posibilidades de creación de empleo que podría permitir el desarrollo de la Ley de la Dependencia, "habrá que hacer un esfuerzo económico para que tenga un desarrollo efectivo", según ha dicho, y se mostró partidario de "acelerar la inversión en estructuras públicas, que son generadoras de empleo".

En todo caso recalcó que las medidas que se vayan a adoptar se acordarán en "la mesa de diálogo social", lo que "dio muy buenos resultados la legislatura anterior".

El paro seguirá subiendo

Sin embargo, Corbacho reconoció que el paro seguirá creciendo en los próximos meses, de forma que el año que viene alcanzará una tasa que "estará más cerca" de las previsiones de la OCDE, que la sitúan en torno al 11%, que de las hechas inicialmente por el Gobierno, que lo fijaban en el 10%.

El ministro, a preguntas de los periodistas, se refirió a la situación de las pensiones y aseguró que el sistema "nunca había tenido la salud económica que tiene ahora, con una 'hucha' de 56.000 millones de euros y un ratio de trabajadores por pensionista del 2,74".

Sin embargo, estimó que de cara al futuro es preciso hacer "reformas progresivas" para "garantizar que dentro de 30 años el sistema siga teniendo la salud que tiene hoy". A partir de septiembre, avanzó, "serenamente y en el marco del Pacto de Toledo haremos el análisis y tomaremos las medidas oportunas".

Respecto a las opiniones que señalan que en el pasado los beneficios empresariales han presionado más sobre la inflación que los salarios, Corbacho recordó que "venimos de una época en la que el beneficio empresarial ha estado muy por encima de los salarios, sobre todo si hablamos de la construcción, donde no han tenido nada que ver con la lógica del IPC".

Por eso, consideró que "en un momento de dificultad y de aumento de la inflación" sería "muy injusto" que tuvieran que ser los salarios "y sobre todo los más bajos" los que tuvieran que soportar la situación.

El ministro reconoció que será preciso hacer esfuerzos para contener la inflación, "pero no se pueden hacer en un único sentido, hay que mirar en las dos direcciones": salarios y beneficios empresariales.

Etiquetas