Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS/ARAGÓN

Contazara factura 14 millones en 2007 y prevé crecer un 30%

La compañía de contadores inteligentes tiene como objetivo transformar "ciudades enteras" y abrirse a mercados como Rusia.

Su dimensión de pyme no les hace acomplejarse a la hora de plantearse objetivos tan ambiciosos como "transformar ciudades enteras". Contazara, firma zaragozana que ha utilizado la última tecnología para convertir un contador de agua en un "equipo de medida y de gestión" inteligente, alcanzó el año pasado una facturación de 14 millones de euros y espera crecer un 30% este ejercicio impulsada "por los proyectos en España y en el exterior", explica su vicepresidente y consejero delegado, Juan Bellvis.

Sus dos millones de equipos instalados pueden encontrarse en capitales españolas como Barcelona, Madrid, Sevilla o Málaga. En el exterior, están presentes en Estados Unidos, Emiratos Árabes, el norte de África, Colombia o Brasil. Fuera de España, ahora sus ojos están puestos en Rusia, un mercado en desarrollo en el que quieren entrar de la mano de las grandes compañías del sector de la gestión del agua, como han venido haciendo en España con compañías como Aguas de Barcelona. La primera semana de junio acuden a una de las ferias rusas más importantes para estrechar lazos. Entre sus ventajas para entrar en nuevos mercados frente a las grandes del sector, Bellvis destaca que "somos muy ágiles". Su flexibilidad se debe a que "mientras las multinacionales venden por catálogo, nosotros lo hacemos por agilidad y proximidad". Para lograrlo, subcontratan el 95% de su producción, toda ella a fabricantes españoles.

Marcar el ritmo del sector

En sus instalaciones de Zaragoza trabajan 70 personas, entre las que "hay tanta gente en producción como en I+D", explica el vicepresidente. La actividad de fabricación se centra en el montaje y el control de calidad de los contadores que reciben. El núcleo de su negocio lo constituyen la investigación y desarrollo, con la que tratan de ir por delante "marcando el ritmo y el liderazgo" en el sector, asegura.

Tras 24 años de experiencia han conseguido contar con "la tecnología más avanzada del mundo en gestión del agua", añade Bellvis. La compañía ha apostado ahora por una nueva estrategia dirigida a la transformación de ciudades enteras "para que nuestra tecnología llegue a todos", afirma. Entre sus primeros objetivos está Zaragoza, "para convertirla en referente en la gestión del agua". De ahí que vayan a estar presentes en la Expo para mostrar sus aportaciones a la mejora del uso de este recurso natural.

4.000 en Valdespartera

"En cuatro o cinco años todos los ciudadanos podrían tener acceso a esta tecnología", asegura Bellvis. El cambio de los actuales contadores permitiría "ahorrar cuatro hectómetros cúbicos de agua al año por detección y control de fugas", calcula. Sus sistemas de medición pueden incluir hasta 70 informaciones diferentes que sirven para lograr una gestión más eficiente del agua. Bellvis reconoce que hay buena relación con el Ayuntamiento de Zaragoza, una parte fundamental para lograr su proyecto. De momento, su presencia en la capital aragonesa se centra en nuevas zonas como Valdespartera, donde cuentan con 4.000 aparatos instalados.

La compañía afronta con entusiasmo sus retos de este año, tras recibir en 2007 el Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial, en la categoría de calidad industrial, la primera vez que ha recaído en una pyme aragonesa.

Etiquetas