Despliega el menú
Economía
Suscríbete

TRABAJO

CC. OO. dice que la progresión de los ERE en Aragón no permite ver una salida a la crisis

El sindicato considera que el ritmo de presentación de Expedientes de Regulación de Empleo en Aragón durante el primer semestre del año, un total de 476 que afectan a 6.472 trabajadores, no permiten vislumbrar una salida a la crisis económica.

El sindicato CC. OO. considera que el ritmo de presentación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en la Comunidad durante el primer semestre del año, un total de 476 que afectan a 6.472 trabajadores, no permiten vislumbrar una salida a la crisis económica.

Así lo ha asegurado hoy en rueda de prensa el secretario de Acción Sindical de CC. OO. en Aragón, Manuel Pina, quien ha señalado que el ritmo de este año es similar al de 2009, en el que la crisis incidió de forma especialmente negativa sobre el empleo en la Comunidad, con 964 ERE y 35.887 trabajadores afectados.

El informe presentado por Pina expone que del total de expedientes presentados en el primer semestre de 2010, 112 son de reducción de jornada (461 trabajadores), 316 de suspensión (5.104), y 48 de extinción de empleos (907).

El responsable sindical ha explicado que, si la presentación de expedientes continúa al mismo ritmo, a finales de año podrían haberse alcanzado en Aragón unos 950 ERE, muy por encima de los 845 de 2010.

A este respecto, ha comentado que el número de expedientes presentados hasta el 19 de agosto, un total de 591, con más de 8.000 trabajadores afectados, confirmaría esta progresión.

Respecto a las causas, ha apuntado que la principal son los ajustes de producción de las empresas, que ha pasado en los últimos años de un 50 a un 75 por ciento del total de los casos; en segundo lugar los problemas económicos (14 %); y, por último, una combinación de ambos factores (8,4 %).

A tenor de estos datos, el dirigente sindical ha indicado que en los últimos meses la crisis económica está "azotando claramente" a las empresas, que se ven obligadas a reducir y ralentizar su producción ante la caída del consumo.

Este descenso del consumo no se está viendo compensado por el mercado exterior, ya que, según ha afirmado, también está en disminución en países como Francia o Alemania.

Pina ha achacado la baja conflictividad existente al hecho de que la mayor parte de los expedientes son de suspensión de empleo o de reducción de jornada.

A este respecto, ha añadido que mientras que en 2010 los expedientes de extinción alcanzaron a un 25 por ciento del total de trabajadores afectados, en el primer semestre de 2011 este porcentaje se sitúa en un 14 por ciento.

Esta reducción no supone, en su opinión, una mejoría de la actual situación ya que hasta final de 2011 "va a continuar el mismo ritmo de presentación de ERE que en años anteriores, y, además, no se ven repuntes".

Pina se ha referido a la comparecencia en las Cortes de Aragón del consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono, y ha afirmado que, aunque hay que darle el beneficio de la duda en los primeros cien días, "no ha concretado nada".

"Nos hubiera gustado -ha añadido- que además de emprendedores y de empresas hubiera hablado de los problemas que afectan a los desempleados".

El responsable sindical ha considerado que al margen de los planes anunciados por el consejero de apoyo a las empresas, deben diseñarse otros de protección a las personas desempleadas, así como de formación, cualificación e inserción.

Etiquetas