Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ENERGÍA

Casa Ganaderos, Pastores y Ternasco de Aragón apuestan por el negocio eólico

Las empresas de ovino presentan un proyecto para invertir 120 millones de euros en dos parques de 100 megavatios.

Pastores Grupo Cooperativo, la mayor cooperativa de ovino de España; Casa Ganaderos, la empresa más antigua del país; y Ternasco de Aragón, la asociación de ganaderos que produce la Indicación Geográfica Protegida de cordero con más ventas en España han decidido unir esfuerzos para diversificar su actividad ante la grave crisis que vive esta producción ganadera. Lo han hecho apostando por la inversión en energías renovables. Para ello han presentado un proyecto al concurso eólico abierto por la Consejería de Industria del Gobierno para la denominada zona D -Zaragoza central- con una capacidad de evacuación de 345 megavatios.

El proyecto, para el que se ha firmado un acuerdo de colaboración con socios tecnológicos e inversores privados también aragoneses (Traid Villarroya y Tornos Pinacho) incluye la construcción de dos parques eólicos con una potencia nominal de 100 megavatios.

Su inversión total ronda los 120 millones de euros, que serían aportados en un 25% por las tres empresas de ovino impulsoras del proyecto y en un 75% por los dos socios inversores que participan en el mismo. Casa Ganaderos, Grupo Pastores y Ternasco de Aragón decidirán, cada uno, si la inversión que les corresponde es cubierta con recursos propios o la empresa decide acudir a la financiación externa.

Empleo y estabilidad

Situados en los parajes denominados Tablares y Val de Sancho, estos parques, tal como recoge el proyecto presentado, producirían una energía similar al consumo anual de 100.000 familias, más que la suma de todos los hogares de la provincia de Huesca. En su proyecto, las empresas destacan que dichos parques evitarían la emisión de 120.000 toneladas de CO2, equivalente al efecto depurativo de 10 millones de árboles.

Sus promotores estiman además que su construcción y explotación generaría un total de 172 puestos de trabajo directo, a los que habría que sumar otros 482 empleos indirectos.

El proyecto presentado a la consejería que dirige Arturo Aliaga se explica por el esfuerzo de estas cooperativas de buscar alternativas de negocio que aporte ingresos añadidos ante la complicada situación del sector ovino. Prueba de ello son los cálculos realizados por Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón, los estancados precios de venta y los cada vez más elevados costes de producción -por el encarecimiento de los cereales- que han reducido, en apenas unos años, la cabaña ganadera en la comunidad de las 2.156.000 ovejas a las actuales 1.724.000 cabezas.

Por eso, tanto Grupo Pastores como Casa Ganaderos y Ternasco de Aragón decidieron optar por alternativas. Primero lo hicieron con medidas ligadas a su producción, buscando la calidad y la diferenciación -ternasco ecólogico, lechales-, o abriendo nuevos mercados -bien con la internacionalización o con la producción de segunda, tercera y cuarta gama-. Ahora miran hacia las energías limpias con el convencimiento de que su rentabilidad redundará en una mayor estabilidad económica para las agrupaciones del sector. Una experiencia que ya conoce Casa Ganaderos, que inauguró en 2008 su primer parque fotovoltaico.

Grupo Pastores, Casa Ganaderos y Ternasco de Aragón agrupan a más de 2.000 explotaciones de las aproximadamente 3.000 que existen en Aragón. Las tres empresas juntas generan un empleo directo de aproximadamente 6.000 trabajadores.

Etiquetas