Despliega el menú
Economía

UGT pide "un cambio radical de rumbo"

Cándido Méndez llama a movilizarse el 29-F

La Confederación Europea de Sindicatos ha convocado una protesta contra las políticas en la UE que están provocando recortes sociales.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez
Cándido Méndez llama a movilizarse el 29-F
EFE

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha realizado un llamamiento a la ciudadanía para que participe en la movilización que tendrá lugar el día 29 febrero, ya que considera que en Europa también hay que pedir "un cambio radical de rumbo".

El secretario general de UGT ha participado en el cementerio civil de Mieres en el homenaje que cada año se celebra en memoria del fundador del sindicato SOMA, Manuel Llaneza.

La cita del próximo miércoles es una jornada de acción europea convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) contra las políticas que las autoridades de la Unión Europea están imponiendo en materia de recortes sociales y reformas estructurales.

Para Méndez, la actual situación es un problema que "tiene raíces en Europa" y por eso es necesario pedir "un cambio de política", tanto en el ámbito europeo como en España para la búsqueda "de una salida equilibrada, justa, al servicio del empleo y de la cohesión social en relación con la crisis económica".

Durante su intervención, el sindicalista ha dejado claro que hay que "explicar" lo que supone la reforma laboral aprobada por el Partido Popular.

Así, y entre otros aspectos, ha recordado el nuevo contrato indefinido para emprendedores.

Dicho contrato tiene un periodo de prueba de un año y "se aplica a más del 95 por ciento de las empresas españolas que son las que tienen 50 trabajadores o menos", ha explicado Méndez.

Ha criticado que no se trata de un periodo de prueba, si no que supone "imponer el despido libre y gratuito durante un año para un trabajador, algo que por cierto es inconstitucional".

Según Cándido Méndez, el PP ha hecho "más que una reforma laboral, ya que esto no tiene parangón" y ha recordado que todas las reformas anteriores realizadas, incluidas las que hicieron los populares en 2002, "se podían comparar con las anteriores y decir, esto empeora o lo otro mejora".

Sin embargo, a su juicio, lo que han impuesto es "una alteración del modelo de convivencia en este país en el ámbito de las empresas y fuera de ellas también".

También ha aprovechado para reseñar que "decían (en alusión al PP) que iban a hacer una reforma laboral para favorecer la contratación, no para abaratar el despido".

No obstante, ha criticado que "lo que van a imponer es que el despido es único y la única respuesta a la crisis económica".

Méndez ha explicado que uno de los muchos problemas que hay en España es el tamaño medio de las empresas.

"Lo que van a estimular es un formidable mecanismo de transferencias de renta a los empresarios a través de las deducciones para empresas de menos de 50 trabajadores, de manera que van a favorecer la atomización del tejido empresarial en nuestro país", ha subrayado.

A juicio del sindicalista, eso último "condena" al país a no superar los graves problemas que hay en la estructura productiva de crecimiento económico.

Por último, ha asegurado que "en el fondo, aquí lo que palpita es una vista atrás, que piensan que el modelo de especulación puede volverse a producir, cuando eso es materialmente imposible, y además ha sido mortífero para la sociedad española".

Etiquetas