Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Campo de Borja prevé una cosecha que se aproximará a los 30 millones de kilos de uva

Esta cantidad es un 35% mayor que una producción media, pero supone un descenso del 25% respecto al año anterior. La vendimia comenzará a primeros de septiembre para las variedades blancas.

Según los informes técnicos aportados por las bodegas que integran la denominación de origen, el Consejo Regulador de Campo de Borja ha estimado que la producción esperada para la cosecha de uva de este año será de 29,6 millones de kilos. Este dato supone una reducción de aproximadamente un 25% en referencia a la obtenida el año pasado en el que la denominación consiguió un récord histórico con 39,4 millones de kilos.

No obstante, con relación a la cosecha media obtenida en los últimos 27 años, que es de 21,9 millones, la prevista para esta campaña supone un incremento del 35%, situándola en la línea de producción media de los últimos cuatro años.

Floración larga e irregular

Las características climáticas de la pasada primavera, con precipitaciones muy abundantes, y las temperaturas heterogéneas registradas en ese periodo, provocaron un desarrollo vegetativo con excesivo vigor que ha derivado en una floración larga e irregular, lo que ha producido en las zonas altas un corrimiento fisiológico -falta de desarrollo en las bayas y los racimos que incluso provoca la caída de algunos granos- en la variedad garnacha, mayoritaria en Campo de Borja, así como en otras variedades como merlot.

A pesar de todo, según señala el Consejo Regulador, "el viñedo goza de una sanidad excelente en estos momentos".

Respecto a la maduración, la vid ha arrastrado un retraso vegetativo de entre 10 y 15 días con respecto a años anteriores, desde la brotación hasta el inicio de envero, su estado vegetativo actual, por lo que se prevé que la evolución de la maduración sea lenta y se ralentice todavía más si durante los meses de agosto y septiembre las temperaturas nocturnas comienzan a ser más frescas que en julio.

La vendimia comenzará en Campo de Borja a primeros de septiembre para las variedades blancas -chardonnay y macabeo- y continuará con el resto de variedades -garnacha, tempranillo, merlot, syrah, cabernet y moscatel- hasta finales de octubre.

La Denominación de Origen Campo de Borja cuenta actualmente con una superficie de 7.414,45 hectáreas de viñedos, que se cultivan tanto en vaso como en espaldera. Dicha superficie se exitende además a lo largo de 16 municipios. En la denominación están intregradas asimismo un total de 17 bodegas.

Etiquetas