Despliega el menú
Economía
Suscríbete

BANCA

CAI entra en el accionariado de Oesía a cambio de integrar IA Soft en el grupo

Con esta adquisición, la compañía vasca pretende convertir a Zaragoza en el centro de excelencia para atender las demandas tecnológicas de la Administración Pública

Caja Inmaculada ha entrado en el accionariado de Oesía -hasta hace apenas una semana IT Deusto-, donde contará con una participación del 5%. Y lo hará a través de IA Soft, empresa aragonesa propiedad de la CAI especializada en el desarrollo de aplicaciones estándar de gestión y servicios asociados para la Administración Local, que quedará a partir de ahora integrada en esta compañía, considerada la segunda firma tecnológica del país por su especialidad en tecnologías de la información, electrónica de defensa y outsourcing. Así lo explicaron ayer el director general de la entidad de ahorro, Tomás García, y el presidente ejecutivo de Oesía, Abel Linares, que insistió en que con esta adquisición, esta empresa que nació como consultora de telecomunicaciones hace apenas ocho años "demuestra su apuesta por Aragón".

Con la integración de IA Soft en Oesía, "Zaragoza se convertirá en el centro de excelencia del grupo para atender las demandas tecnológicas de las administraciones locales", detalló Linares. A ello contribuirá la experiencia y la cartera de clientes de la firma aragonesa que trabaja para 1.300 ayuntamientos y tiene presencia en siete comunidades autónomas y tres diputaciones provinciales.

El presidente ejecutivo de la compañía explicó que, además, Oesía quiere aprovechará la posición estratégica de Aragón para extenderse y atender las demandas de comunidades del eje del Ebro así como Cataluña, Madrid y País Vasco.

No es esta la única presencia de Oesía en Aragón. La compañía dispone de un centro de comunicaciones en el Parque Tecnológico Walqa en Huesca, en el que ha invertido 500.000 euros y con el que da empleo a unos 50 trabajadores, ingenieros de telecomunicaciones.

Aumento del empleo

Linares explicó que los planes de expansión de Oesía también afectarán a Aragón. La previsión de la compañía es que en el plazo de 18 meses la firma cuente con una plantilla de 200 trabajadores en la comunidad, de los que el 30% estarían en el centro Walqa y el resto en el de Zaragoza.

El director ejecutivo de Oesía destacó que "podemos hacer mucho más en Aragón". De hecho y aunque solo es un proyecto, la compañía no descarta reforzar el sector aeronáutico para atender a las posibles demandas que puedan llegar como consecuencia de la externalización de proyectos desde la empresa EDS-Casa instaladas en Toulouse, al sur de Francia.

"Planes serios y ambiciosos"

El presidente de Caja Inmaculada justificó la decisión de la entidad aragonesa de participar en el proyecto de Oesía por los "serios y ambiciosos planes" presentados por la compañía. La operación, explicó Tomás García, se produce después de que el pasado 10 de septiembre la compañía tecnológica cerrara con éxito una ampliación de capital por un importe superior a los 40 millones de euros.

De esta forma, CAI se convierte en uno de los socios de referencia de la compañía, que cuenta entre su accionariado principal con otras cuatro cajas de ahorro - Caja Burgos, Cajasol, Caja Castilla-La Mancha y Caja Granada-, cuya participación suma el 60% del capital.

El director general de Caja Inmaculada recordó que IA Soft, que nació en 1995 de la mano de "tres jóvenes creativos aragoneses" y de la que la entidad de ahorro formaba parte del accionariado desde el año 2000, había llegado a un grado de madurez en el que "considerábamos que era bueno que se incorporare a causas mayores". Por eso, insistió García, "nos pusimos en contacto con Oesía".

Etiquetas