Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

BSV y Grandes Vinos y Viñedos se quieren unir

La sociedad se haría cargo de las ventas de los 33 millones de botellas que producen entre las dos bodegas.

Bodega de Grandes Vinos y Viñedos en Cariñena.
BSV y Grandes Vinos y Viñedos se quieren unir
HERALDO

Las dos bodegas más grandes de la Denominación de Origen Cariñena, Grupo BSV y Grandes Vinos y Viñedos, quieren unir fuerzas para fortalecer su presencia en los mercados del vino, cada vez más globalizados, más exigentes y saturados de productos y marcas. Por eso, ambas empresas, aprovechando las habituales asambleas que realizan cada año al comienzo de su campaña de vendimia, informaron ayer a sus respectivos socios de la intención de entablar conversaciones y contactos entre ellas para abordar las posibilidades de acuerdos comerciales que se barajan para un futuro.

Según fuentes conocedoras de la iniciativa de ambas bodegas, entre las opciones que se estudian y que parecen más probables destaca la de crear conjuntamente una sociedad participada al 50% por cada de una de las firmas, que seguirían manteniendo independientemente su naturaleza jurídica y patrimonial. Grandes Vinos y Viñedos es una sociedad anónima cuyo accionariado está integrado por cinco cooperativas -cooperativa San José de Aguarón, cooperativa San Bernabé de Cosuenda, cooperativa San Roque de Alfamén, SAT de Cariñena y cooperativa Nuestra Señora del Pilar de Villanueva de Huerva-, el Gobierno de Aragón a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), y las entidades financieras aragonesas Caja Inmaculada, Ibercaja y Multicaja. Grupo BSV es una sociedad cooperativa integrada por Bodegas San Valero y Gran Ducay, con más de 700 socios en activo que son propietarios de 3.500 hectáreas de viñedo.

La futura sociedad comercializadora daría salida a los mercados a toda la producción de vino de ambas bodegas y que en la actualidad alcanza los 33 millones de botellas -18 millones de Grandes Vinos y Viñedos y 15 millones de Grupo BSV-, pero que con las perspectivas de crecimiento de ambas bodegas podría incluso superar los 40 millones de botellas.

Reducción de costes

No solo se ganaría músculo para competir en un mercado cada día más complicado y saturado. Además, con dicha operación se conseguiría que ambas empresas redujeran costes utilizando los recursos de los que disponen de una forma más eficiente, señalaron fuentes de ambas firmas.

Otras colaboraciones

Ambas bodegas conocen ya los beneficios de trabajar conjuntamente, ya que han mantenido distintas colaboraciones que les ha permitido, señalaron dichas fuentes, buscar la apertura de nuevos mercados o conseguir una reducción de los precios de compra de las materias primas o de los transportes.

La idea todavía está en sus inicios, queda mucho por hablar y muchos flecos que atar entre ambas empresas y tendrán que ser los socios de ambas bodegas quienes den el visto bueno a la decisión una vez que esté totalmente diseñada. Pero, de crearse, esta sociedad comercializadora sería en volumen una de las más importantes del país, lo que permitiría tener mayor poder negociador en los mercados.

 

Etiquetas