Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

BSH acusa la caída del sector inmobiliario y su crecimiento en España baja del 14,3% al 2,5%

La compañía invertirá 15 millones de euros en la plataforma de la nueva generación de lavavajillas de Montañana

El grupo alemán Bosch Siemens Hausgeräte (BSH), que integra a la marca aragonesa Balay, está notando ya los efectos de la caída del sector inmobiliario en la venta de sus electrodomésticos. La compañía alcanzó en 2007 en España una cifra neta de negocios de 1.659 millones de euros, lo que supone un crecimiento de sus actividades comerciales del 2,5%, porcentaje que se sitúa muy por debajo del 14,3% registrado el año anterior. La multinacional, pese a todo, mantiene su liderazgo -tanto en nuestro país como en el conjunto de Europa-, según proclamaron ayer en Múnich sus principales ejecutivos.

Kurt-Ludwig Gutberlet, presidente y consejero delegado de BSH, se mostró convencido de que la compañía registró en 2007 "excelentes resultados", con récord de beneficios antes de impuestos (637 millones de euros, un 17,5% más) y tras ampliar su presencia en casi todos los mercados, a pesar de trabajar en un entorno que calificó como "complicado". Un escenario marcado por la ralentización en la construcción de viviendas en países importantes para el grupo como España, el Reino Unido y, particularmente, Alemania. En el país de origen de BSH, de hecho, la firma no ha podido encadenar un segundo año de "vacas gordas" -anunciado hace un año aquí mismo por el propio Gutberlet-, si bien en ello influyó también que muchos consumidores anticiparan sus compras a raíz del aumento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) anunciado para el 1 de enero de 2007.

En cuanto a España, el máximo responsable de Finanzas de BSH, Wolfgang Colberg, quitó hierro a las consecuencias que en la venta de electrodomésticos continuará teniendo la desaceleración inmobiliaria. "Ahí tenemos éxito y nuestros resultados seguirán siendo positivos", aseguró después de señalar que no hay razones para estar alarmados.

Inversiones

BSH, además, mantiene su actividad inversora en sus plantas españolas. Para la zaragozana de Montañana, en concreto, el director de Operaciones de la compañía y presidente de la filial española del grupo, Werner Vogt, anunció que se destinarán unos 15 millones de euros a la plataforma de la nueva generación de lavavajillas que se lanzará a finales de 2009. Vogt aseguró, asimismo, que con esta y otras inversiones y la evolución natural del negocio, BSH no prevé recortar empleo o disminuir la actividad que mantiene en sus factorías españolas a pesar de la desaceleración que experimenta el mercado como consecuencia de la caída del sector de la construcción.

España, así las cosas, sigue representando un papel muy importante en el conjunto del grupo BSH. Así se explica la puesta en marcha del nuevo centro logístico que estará a disposición de la compañía en la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za) a partir de 2010. "Hemos crecido tanto en los últimos años, que necesitamos nuevos almacenes", apuntó al respecto Jean Dufour, miembro de la gerencia de la firma.

BSH fabrica y comercializa en España aparatos de cocción, lavadoras, lavavajillas y frigoríficos, así como pequeños electrodomésticos; es centro europeo de competencia en productos de lavado, cocción a gas, inducción y planchado.

La compañía cuenta en el país con una plantilla media de 4.741 empleados y fábricas en Zaragoza (La Cartuja y Montañana), Navarra (Estella y Esquíroz), Santander y Vitoria, además de centros operativos en Huarte (Navarra) y Zaragoza. Como grupo, BSH tiene en el mundo con unos 39.000 empleados, 1.000 más que los que el año pasado. A ello han contribuido los nuevos centros productivos que la compañía ha ubicado en Rusia, China y Turquía. La multinacional ha iniciado 2008 positivamente, "a pesar de las grandes dudas que genera la economía mundial". Kart-Ludwig Gutberlet se mostró optimista ante lo que depara el actual ejercicio en curso, para el que prevé una tasa de crecimiento de entre el 3% y el 4%.

44 fábricas en 15 países

BSH produce electrodomésticos en una red mundial compuesta por 44 fábricas situadas en 31 emplazamientos en 15 países. Entre ellas se encuentra una nueva planta de fabricación de cocinas en Brasil, que se inauguró a principios de año. En el futuro próximo se sumarán nuevas fábricas de frigoríficos y congeladores, así como de lavadoras en China. Además, la fábrica de frigoríficos y congeladores que se inauguró en 2007 en San Petersburgo se ampliará con una sección de fabricación de lavadoras.

El centro logístico de Zaragoza contará con 130.000 metros cuadrados, dedicados a actividades vinculadas al transporte de sus electrodomésticos para el sur de Europa. En él reorganizará la distribución en España y Portugal, en la que hasta ahora ha ido de la mano del operador logístico Estesa, con almacenes en Malpica (de 70.000 m2 y 15.000 m2).

Mientras se construye el nuevo almacén de Pla-Za, el grupo seguirá operando estos dos años con las plataformas logísticas que gestiona Estesa. Para la gestión de las nuevas instalaciones está previsto que se abra un concurso, aunque la empresa no ha dado detalles sobre el mismo.

El futuro almacén zaragozano tendrá 80.036 metros cuadrados construidos, 10 metros de altura, 60 muelles para carga y descarga, conexión ferroviaria y aparcamiento para camiones y otros vehículos.

Etiquetas