Despliega el menú
Economía
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesUna avería en un AVE en Calatayud genera una cascada de retrasos en la línea

DAVID CONTRA GOLIAT

Bobitrans demanda a Philips por 10 millones

La empresa aragonesa acusa a la multinacional holandesa de venderles una "caja vacía".

Sede de Bobitrans en la localidad zaragozana de Muel.
Bobitrans demanda a Philips por 10 millones

Bobitrans, empresa zaragozana especializada en la producción de inductivos y fuentes de alimentación, ha demandado a la multinacional holandesa Philips por los daños y perjuicios causados por la venta a la aragonesa de la filial Philips Power Solutions, realizada entre 2007 y 2008. Bobitrans exige, en un escrito presentado en tribunales de Amsterdam el 14 de diciembre pasado, compensaciones por más de 10 millones de euros al considerar que se les vendió una "caja vacía".

Bobitrans adquirió en julio de 2007 una participación mayoritaria (del 81%) de Power Solutions International, filial del grupo Philips que era la principal suministradora de fuentes de alimentación para los televisores de la propia marca. En junio de 2008 la empresa zaragozana se hizo con el 19% restante y es entonces, según afirma la demandante, cuando la firma holandesa adquirida empezó a comunicar a Bobitrans una caída aguda de las ventas a Philips -su principal cliente- y a terceros, situación considerada contradictoria con la información facilitada durante la compra y que acabó generando graves pérdidas al grupo aragonés. Estas pérdidas se tradujeron en la presentación en mayo de 2009 de un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de más del 70% de la plantilla de Bobitrans en España (fundamentalmente en su planta de Muel) y un concurso de acreedores voluntario que causó también el despido involuntario de más de 70 empleados en Holanda y 20 en China.

A pesar de los daños generados por el supuesto engaño de Philips en la venta de su filial a Bobitrans, este grupo zaragozano -que tiene una planta en Jia-Xing, China, desde hace muchos años- consiguió con el apoyo de proveedores y clientes prácticamente superar su concurso en marzo de 2010 al alcanzar un acuerdo con sus acreedores, lo que ha hecho posible la investigación de las causas de su debacle y presentar la demanda contra Philips, un proceso que implica también a dos antiguos directivos de la multinacional holandesa y que dará lugar a su primera vista en Amsterdam -lo que en España sería una audiencia previa- el próximo 23 de febrero.

Concurso de acreedores

Amador Márquez, fundador y presidente de Bobitrans, lamentó el fracaso de la operación, que permitió al grupo aragonés tener plantas en Eindhoven (Holanda), Ovar (Portugal) y en las localidades chinas Suzhou y Dongguan -todas cerradas después-, pero se mostró satisfecho de que la empresa pueda seguir adelante y tenga futuro. "La compañía estaba saneada y esto nos provocó pérdidas millonarias, además de tener que ir a un concurso que estamos a punto de levantar", señaló, si bien apuntó que Bobitrans continúa en la brecha porque su negocio recurrente es estable. El grupo, que mantiene la sede de Muel con 21 trabajadores y la fábrica china de Jia-Xing, ésta con 150 trabajadores, prevé cerrar el ejercicio 2010 con una facturación de unos 6 millones de euros, cifra similar a la del año anterior. Para 2011 las previsiones pasan por incrementar la cifra de negocio hasta los 7,3 millones de euros y la empresa, según Márquez, "seguirá trabajando para intentar recuperar en España los puestos de trabajo perdidos".

Bobitrans es un grupo creado por Amador Márquez en 1991 en Muel, donde tiene su sede central. En 1994, después de constatar que no se podía competir con los bajos costes de China, la compañía apostó por entrar en el mercado de ese país comprando a productores locales primero y abriendo una planta después, en la localidad de Jia-Xing, donde hasta hace poco había 300 trabajadores, aunque ahora hay 150. Márquez mantiene su apuesta por China, donde fue pionero como industrial aragonés, pero quiere llevar a cabo labores de más valor añadido en Muel.

Bobitrans confía en que el proceso judicial que se ha abierto en Holanda, sobre el que Philips España no se pronunció ayer al considerar que la demanda va dirigida contra el grupo en ese país, se resuelva con celeridad, ya que espera que el tribunal se pronuncie no antes de finales de este año.

Etiquetas