Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FUSIÓN DE CAJAS

BBK reducirá 900 empleos en Cajasur

La entidad vasca ha comunicado a los sindicatos sus planes de ajuste para cueando entre en el gobierno de la caja cordobesa.

BBK, adjudicataria de Cajasur, ha avisado a los sindicatos con representación en la caja cordobesa que su pase al BBK Bank supondrá un ajuste de plantilla que afectará a 900 empleados, "a unos 700 trabajadores de la matriz y a otros 200, entre el grupo (empresas de Cajasur) y su obra social".

Así lo ha anunciado este jueves en rueda de prensa en Córdoba el secretario general de Comfia-CCOO a nivel nacional, José María Martínez, quien ha reconocido que, con edades comprendidas entre los 53 y 55 años, es decir con opción a prejubilarse a lo largo de los dos próximos años, en Cajasur hay 423 trabajadores, de modo que "existe el riesgo de que no se pueda cubrir el ajuste (de plantilla) con las prejubilaciones", aunque, según ha subrayado, "CC. OO. intentará minimizar los efectos" de la integración laboral en BBK Bank de los todavía empleados de Cajasur.

Martínez, que posteriormente ha participado en una asamblea de trabajadores de Cajasur convocada por su sindicato para informarles sobre la situación que atraviesa la entidad, junto a los secretarios generales de Comfia-CCOO en BBK, Patxi Ruiz; en Andalucía, Iñigo Vicente, y en Cajasur, Miguel Lora, ha aclarado que a este escenario de posible ajuste laboral se ha llegado, más allá de la situación que ya arrastraba la caja cordobesa antes de ser intervenida por el Banco de España el pasado mayo, por el hecho de "es una caja que lleva meses con la gestión parada, lo que ha determinado que el problema se agravara en el tiempo".

En cualquier caso, CC. OO. espera poder afrontar en breve, junto al resto de sindicatos, la negociación del referido ajuste de la plantilla, en cuanto al número final de afectados y las condiciones, en el marco de una mesa laboral que, según han informado a los sindicatos el administrador provisional de la entidad, el FROB, "se abriría inmediatamente después de la asamblea general de Cajasur del 23 de noviembre", en la que se aprobará la cesión de los activos y pasivos de la caja cordobesa a BBK Bank, aunque éste no se hará cargo definitivamente de CajaSur hasta el 1 de enero de 2011.

Martínez confía en que en la mesa laboral, "con transparencia, se aborden los retos del plan de gestión y de viabilidad" de CajaSur, que corresponderá aplicar a BBK, y que conlleva el previsto ajuste de plantilla, que CC. OO. buscará que se ejecute "sin medidas traumáticas".

Por su parte, el responsable de CC. OO. en BBK, Patxi Ruiz, ha recordado que su sindicato, mayoritario (53% de representación) en la caja vasca, votó a favor de la compra de Cajasur con la condición de que la integración de los empleados de la caja cordobesa se negociaría en una mesa laboral, teniendo en cuenta, eso sí, que para BBK ésta es "una operación de riesgo, en cuanto a la verdadera situación patrimonial de Cajasur, por el sobredimensionamiento de la plantilla y por lo que supone un mercado en un territorio nuevo" para la entidad vasca.

Sin embargo, Ruiz ha destacado que BBK cuenta "con los mejores ratios de solvencia de todo el sistema financiero" español y ahora la entidad vasca "intentará conducir a Cajasur hacia esos ratios", siendo necesarios para ello "ajustes en el modelo de negocio, en productos, en la gestión y también en la dimensión de la plantilla".

Por último, en cuanto a los resultados que espera cosechar CC. OO. en las elecciones sindicales del próximo 24 de noviembre en Cajasur, el líder de Comfia-CCOO en Andalucía, Iñigo Vicente, ha aludido al hecho de que "se ha duplicado la afiliación" al sindicato en la caja cordobesa, donde ahora cuenta con un 20% de representación, de modo que afronta los comicios sindicales "en mejor posición" que en anteriores ocasiones, asegurando que las elecciones "serán más disputadas".

Etiquetas