Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CIFRAS DEL PARO

Aragón supera los 100.000 parados y es la segunda que más empleo destruye

Un total de 16.400 personas perdieron su puesto de trabajo en 2010 y la tasa sube tres décimas, hasta el 16%.

Oficina de empleo
Aragón suma 103.300 parados, un 16% de su población activa
EFE

La comunidad aragonesa superó la temida barrera de los 100.000 parados en el último trimestre de 2010, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer. Un total de 103.300 personas no encuentran trabajo, un nefasto récord que también comparte el dato nacional que alcanzó los 4.696.600 desempleados, el peor de la historia. La tasa de desempleo, pese a mantenerse entre las más bajas, subió tres puntos, hasta el 16%. Este dato no se conocía desde 1995, según calculó CC. OO. Aragón, que fue una de las comunidades más pujantes y llegó a tasas de pleno empleo (5%) antes de la crisis, se mantiene durante los últimos meses a la cabeza de las regiones que más empleo destruyen. En un año ha sumado 16.400 parados, lo que supone un incremento del 18,92% que solo ha superado Galicia con un alza del 20,86%.

El Gobierno de Aragón volvió a apoyarse en la tasa de paro, cuatro puntos inferior a la media nacional situada en el 20,3%, como el dato más positivo. Pese a ello, reconoció que con los datos del último trimestre el mercado laboral aragonés «parece romper la tendencia a la mejoría que venía mostrando desde mediados de 2009». El departamento de Economía, Hacienda y Empleo destacó «cierta discrepancia con otros indicadores como la afiliación a la Seguridad Social o el paro registrado, que dibujan una evolución más favorable». En diciembre, las oficinas de empleo contabilizaron 92.669 parados en Aragón, por debajo del total recogido por la EPA. Entonces el desempleo descendió ligeramente en la media nacional (-0,25%), pero volvió a subir en Aragón (1,25%). El departamento que dirige Alberto Larraz prefirió esperar a los próximos meses «para que se defina una tendencia con mayor claridad».

En cualquier caso, los resultados de la EPA son los considerados oficiales. En la encuesta, la cifra de ocupados se situó en 540.300 personas, 26.700 menos que un año antes (-4,7%).

Dato «horroroso»

La patronal y los sindicatos aragoneses coincidieron en considerar «muy negativo» el resultado de la última EPA. «El dato es horroroso. Nadie se podía esperar semejantes cifras», reconoció Jesús Morte, presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA). La patronal destacó que por provincias, Zaragoza continúa siendo la que registra una mayor tasa de paro (17,18%), seguida de Teruel (13,51%) y Huesca (12,64%). «Tenemos la impresión de que en la primera parte de 2011 las vamos a seguir pasando canutas, pero es posible que al final mejore», explicó. Así, su esperanza está en que el ritmo de la destrucción de empleo disminuya. En cualquier caso, consideró que Aragón «no subirá mucho más» de los 100.000 parados.

La patronal destacó que «por primera vez en más de dos años» la ocupación ha aumentado en el sector industrial, con un incremento del 3,84%. La agricultura también se mantiene en positivo, con un impulso del 25% en el último trimestre. La construcción y los servicios siguen en números rojos. El desplome del ladrillo continúa y perdió un 18,5% del empleo, casi seis puntos más que la media nacional. En los servicios desaparecieron un 7,2% de puestos de trabajo, mientras que en la media nacional se mantuvo casi estable (0,2%).

Recuperación «lejana»

Este peor comportamiento de los servicios fue destacado también por UGT Aragón. Su secretario general, Julián Lóriz, apuntó a los servicios y los demandantes del primer empleo como los más perjudicados. Los primeros suman 30.800 desempleados (8.400 en el último trimestre) y 50.110 jóvenes y parados de larga duración siguen en las listas del paro (7.600 más). Para Lóriz, los datos «reflejan con nitidez que la recuperación económica está lejana». Además, demuestran que «tanto las políticas de ajuste como las medidas de la reforma laboral no están siendo eficaces», dijo.

En este extremo coincidió el sindicato CC. OO. «Los hechos demuestran que la reforma no ha creado empleo y que el empleo estable se sigue destruyendo», indicó Antonio Carvajal, secretario de Empleo del sindicato. No vio señales que indiquen que pueda producirse una mejoría. «No hay ningún sector que tire de la economía», lamentó. Así, aunque la automoción se recuperó un poco el pasado año no ha sido suficiente. Por ello, auguró que «vamos a seguir perdiendo empleo». Además, consideró que en la maraña de datos estadísticos, a veces contradictorios, hay parados que no han salido a la luz. «El problema más grave es que las cifras no nos dicen todo lo que hay», apuntó. Así, calculó que si la población activa, con intención de trabajar en 2007 era de 660.000 personas, habría un desfase de unas 17.000 hasta el dato de 643.000 conocido ayer. Entre los ausentes, personas que han agotado su prestación de desempleo y no han renovado su demanda de empleo.

UGT y CC. OO. insistieron en la necesidad de cambiar el modelo productivo y mantener la protección a los desempleados.

Etiquetas