Economía
Suscríbete

GANADERÍA

Aragón pierde 158 explotaciones de ovino en un año

El goteo de cierres se ha ralentizado pero continúa siendo preocupante porque no hay relevo generacional.

El sector ovino no deja de perder explotaciones. En el último año han desaparecido otras 158 granjas y 63.000 ovejas reproductoras, con lo que en la actualidad esta ganadería cuenta con una cabaña de 1.670.000 ovejas repartidas en 4.070 explotaciones.

Con estas cifras, el responsable de ovino de la comisión ejecutiva de UAGA, José Luis Lasheras, y la veterinaria responsable técnica de los sectores ganaderos de la organizaciones agraria aragonesa, Carmen Fraj, alertaron de la grave situación que atraviesa un sector que hace apenas dos años aglutinaba 4.800 explotaciones y 2.090.000 cabezas.

El goteo de cierres se ha ralentizado, reconoce UAGA. El actual descenso de explotaciones supone un 3,7%, cuando en los últimos años alcanzaba porcentajes del 17%. Pero, según UAGA, esta situación es un "espejismo". Por un lado, explicó Lasheras, muchos ganaderos aguantan en sus explotaciones porque la situación económica no permite que se vayan a otro sector. Además, matizó Fraj, este descenso va unido a un preocupante envejecimiento del sector. Dicho en cifras, del total de ganaderos aragoneses, 655 tienen más de 65 años, 373 cuentan entre 25 y 35 y solo 35 no han cumplido aún los 25 años. "El futuro es muy incierto porque no hay relevo generacional por la falta de rentabilidad", advirtió Fraj.

Demanda al Gobierno

UAGA recordó que los bajos precios y los elevados costes de producción han puesto al borde de la ruina a todo el sector. Pero no han sido los únicos motivos. Lasheras y Fraj recordaron que la campaña de vacunación para prevenir de la enfermedad de la lengua azul puesta en marcha en 2008 ha provocado importantes perdidas en más de 40 explotaciones aragonesas, algunas de las cuales han perdido el 50% de su ovejas "y las que han quedado sufren graves secuelas", explicaron. Y aunque desde el momento en que aparecieron los primeros síntomas, se creó una comisión de investigación dirigida por el catedrático Juan José Badiola, todavía no hay resultados concluyentes que permitan establecer la causa-efecto que de acceso a indemnizaciones. Mientras, el Gobierno aragonés "da excusas de mal pagador", criticó Lasheras.

UAGA no va a esperar estas conclusiones y está dispuesta a acudir en septiembre a los tribunales para interponer una demanda contra el Ejecutivo autónomos al que pedirán responsabilidad patrimonial porque consideran que no ha actuado para evitar los efectos de su propia campaña.

Etiquetas