Despliega el menú
Economía

Alemania no dará ayudas estatales a Opel

"Sé que hay muchos puestos de trabajo en peligro, pero como ministro de Economía tengo que defender los principios de la economía social de mercado y las ayudas a Opel hubieran distorsionado la competencia", dijo el ministro de Economía alemán.

El gobierno alemán rechazó conceder ayudas estatales al fabricante de automóviles Opel, que habían sido solicitadas por el consorcio matriz General Motors (GM).

Así lo anunció el ministro de Economía, Rainer Brüderle, que dijo que no había sido una decisión fácil.

"Sé que hay muchos puestos de trabajo en peligro, pero como ministro de Economía tengo que defender los principios de la economía social de mercado y las ayudas a Opel hubieran distorsionado la competencia", dijo Brüderle al dar a conocer la decisión.

Brüderle tuvo que decidir en solitario sobre la solicitud después de que un comité ministerial no llegará a un acuerdo al respecto.

Según Brüderle, GM dispone de por lo menos 10.000 millones de euros y puede sanear a Opel por sus propios medidos.

Además, la ayuda solicitada por Opel debía salir de un fondo especial para empresas afectadas por la crisis financiera y el gobierno considera que los problemas del fabricante de automóviles tienen un origen distinto.

El Comité de Empresa de Opel criticó la decisión de Brüderle y acusó al ministro de actuar contra el mantenimiento de las plantas de Opel en Alemana.

El presidente del Comité de Empresa, Klaus Franz, dijo que GM, pese a haber hechos progresos en su saneamiento, todavía no ha superado su crisis.

Ahora, la esperanza de los trabajadores de Opel es que se encuentre una fórmula para que los estados federados donde hay plantas puedan ofrecer ayudas.

Franz celebró hoy el que cuatro estados federados, Renania-Palatinado, Renania del Norte Westfalia, Hesse y Turingia, mantengan su disposición para ayudar a Opel.

La canciller Angela Merkel ha convocado para mañana una reunión con los primeros ministros de esos cuatro "Länder" donde se discutirá la posibilidad de implementar lo que se ha llamado un "Plan B".

Etiquetas