Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EFECTOS DE LA CRISIS EN ARAGÓN

Alcoa pone a la venta su fábrica de Sabiñánigo para afrontar la crisis

En España, Alcoa cuenta ocho factorías que suman una plantilla total de 4.100 personas, de las que 170 trabajan en la planta de Sabiñánigo, especializada en la fabricación de productos laminados.

Factoría de Alcoa en Sabiñánigo
Alcoa pone a la venta su fábrica de Sabiñánigo para afrontar la crisis
SOLEDAD CAMPO

El productor estadounidense de aluminio Alcoa pondrá a la venta la factoría de aluminio laminado que posee en la localidad oscense de Sabiñánigo, que actualmente emplea a 170 trabajadores, en el marco del programa de reestructuración de la multinacional, que supondrá el recorte de 15.200 empleos en todo el mundo, entre fijos y temporales, así como la reducción de la producción del grupo en un 18%.

Fuentes de Alcoa en España confirmaron que la factoría de Sabiñánigo es la más pequeña de las siete plantas de producción de Alcoa en España y la única afectada por las medidas anunciadas por la compañía estadounidense.

En concreto, la factoría oscense pertenece a la división de 'foil' (hoja fina de aluminio destinada principalmente al mercado de envasados), una de las cuatro líneas de negocio "no estratégicas" que la empresa de Pittsburgh ha puesto a la venta y que, en su conjunto, facturaron 1.800 millones de dólares (1.315 millones de euros) en 2008, con una plantilla de 22.600 personas en 38 localizaciones.

No obstante, desde Alcoa España precisaron que "no existe ningún tipo de plazo para la venta" y apuntaron que "no sería la primera vez que una actividad no se vende y luego el negocio resurge con más fuerza".

Por otro lado, las fuentes consultadas indicaron que las plantas de Alcoa en España ya asumieron el pasado mes de noviembre un recorte de plantilla de 150 personas que afectaba a las factorías de la empresa en Alicante, Sabiñánigo y Amorebieta, que se incluye dentro del plan de reestructuración anunciado por Alcoa.

Alcoa cuenta actualmente en España con siete factorías de producción y emplea a 4.100 trabajadores. La facturación de la compañía en España alcanzó en 2007 los 1.600 millones de euros. 

Por otra parte, esta reducción de la plantilla no afectará a las plantas que la empresa tiene en Galicia, en La Coruña y Lugo, según garantizaron fuentes de la firma.

En declaraciones, representantes de Alcoa España reconocieron que esta decisión, tomada con el objetivo de "defender la competitividad de la empresa ante la coyuntura económica actual", afectará "a distintos negocios a nivel internacional", pero no supondrá "ajustes de plantilla" en Galicia.

Por su parte, el portavoz de UGT y presidente del comité de empresa de la planta coruñesa, Juan Ramón Paseiro, señaló que a pesar de que la decisión no implicará una reducción de plantilla, si que tendrá su repercusión respecto al volumen de producción en la planta de A Coruña.

En concreto la compañía ha decidido paralizar 13 cubas hasta el próximo abril, fecha en la que "esperan que la situación comience a repuntar" y una reducción de la producción de "entre 3.500 y 4.000 toneladas", a consecuencia "del bajo precio del aluminio y su mala salida al mercado".

El portavoz de CC.OO. en el comité de empresa en Galicia, Macario Arias, reconoció que "los trabajadores están inquietos", porque "la situación está evolucionando muy rápido y puede cambiar en cualquier momento" y además porque "aunque no afecte a la plantilla, sí que va a afectar a las empresas auxiliares".

Así ambos señalaron que "la empresa puede decir hoy que todo está bien y dentro de tres meses cerrar plantas, como ya ha hecho en ocasiones anteriores". Además criticaron la decisión de recortar la plantilla "en una compañía que sigue dando beneficios a pesar de la crisis". "Es una decisión que ni aprobamos, ni entendemos, ni compartimos", concluyó Paseiro. 

Recortes de plantilla y producción 

El productor estadounidense de aluminio Alcoa anunció que reducirá su plantilla en 13.500 trabajadores, lo que supone el 13% de sus efectivos en todo el mundo, mientras que prescindirá de 1.700 contratistas en el marco de la reestructuración de la empresa para reducir costes y fortalecer su competitividad que también prevé recortar un 18% su producción de aluminio, informó la compañía.

La empresa indicó también que congelará los salarios de sus empleados y no realizará nuevas contrataciones. Asimismo, Alcoa pretende obtener plusvalías de unos 100 millones de dólares (73,5 millones de euros) por la venta de cuatro negocios no estratégicos.

El productor de aluminio contabilizará una carga extraordinaria neta de entre 900 y 950 millones de dólares (661 y 698 millones de euros) en el cuarto trimestre del año, mientras que espera que estas medidas permitan el ahorro de unos 450 millones de dólares anuales (330,5 millones de euros).

Por otro lado, la compañía indicó que ha llegado a un acuerdo con la noruega Orkla para intercambiar la participación del 50% que Alcoa controla en SAPA por el 45% que la compañía escandinava posee en Elkem Aluminum, de la que Alcoa pasará a controlar el 100% del accionariado.

 

"Un verdadero mazazo"

El presidente del Comité de Empresa de la factoría de Alcoa en Sabiñánigo (Huesca), Santiago Perbech, definió el anuncio de la multinacional de puesta en venta de su área de negocio Global Foil a la que pertenece esta planta como "un verdadero mazazo".

Perbech explicó en declaraciones que los trabajadores habían afrontado el descenso de la producción junto a la dirección local con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en 2008 y con un acuerdo de reestructuración de plantilla que suponía 19 bajas voluntarias a lo largo del año 2009.

El presidente del comité de empresa indicó que recibieron la noticia de la venta de forma "absolutamente inesperada".

La dirección local les comunicó que era una decisión de la multinacional a escala global que incluía las tres plantas de Alcoa dentro de esa área de negocio, una en Brasil, otra en China y la de Sabiñánigo. La oferta es por el área de negocio en su conjunto, no por cada una de las factorías individualmente, apuntó Perbech.

La empresa, privatizada hace aproximadamente una década, cuenta en Sabiñánigo con una plantilla de 172 personas y una antigüedad de 82 años siendo la primera planta en España en el tratamiento de aluminio líquido.

Según Perbech, ahora empieza un periodo de incertidumbre, ya que pueden tomar diferentes caminos, desde no encontrar comprador, hasta que el nuevo propietario adquiera las plantas sin modificar la plantilla, pasando porque un comprador adquiera las plantas prescindiendo de la totalidad de la plantilla.

Como elemento positivo, Perbech destacó que hasta el momento "la empresa no ha dado muestras de pretender cerrar la planta en el caso de no encontrar comprador".

En la misma línea que Perbech, el responsable del sindicato UGT en Huesca, ngel Laguarta, insistió en la necesidad de tener calma, ya que "hay que tener claro que Alcoa no ha expresado en ningún momento su intención de cierre, sino de venta".

Etiquetas